{"multiple":false,"video":{"key":"bK2O6m","duration":"00:01:16","type":"video","download":""}}

El regreso de Marco Enríquez-Ominami (ME-O) al debate público ha estado marcado por sus llamados a la unidad en la oposición. “Creo que hay que sacar por las urnas a la frivolidad y la falta de empatía”, dice el ex candidato presidencial.

En entrevista con Sin Pauta de CHV Noticias, ME-O contó que se retiró de la política “porque me pareció que después de la paliza que me habían dado los chilenos -con 6% de los votos- era inequívoco el mensaje. No era yo ni mis ideas mayoría en Chile”.

El líder del PRO volvió en marzo a las entrevistas porque le pareció que “este Gobierno, después de lo que había pasado con la revuelta social espectacular, estaba desatado en la mentira más absoluta en lo económico”.

Sin embargo, al ser consultado sobre una eventual candidatura presidencial, su respuesta sigue siendo que “por la unidad de la oposición para derrotar en este contexto histórico, con 17 mi muertos y con la frivolidad que representan Matthei y Lavín, estoy dispuesto a ocupar el puesto que haga falta. No tengo ninguna hambre, ninguna vanidad, ninguna ambición dando vueltas de yo ser candidato”.

Lee también: Lily Pérez: “Fui una visionaria, el proyecto del 10% de las AFP yo lo presenté en 2002”

División en la oposición

ME-O lanzó una crítica a los partidos de oposición que se restaron del acuerdo para ir a primarias por la elección de alcaldes y gobernadores. El ex candidato presidencial acusó que “le están regalando a Matthei y a Lavín la presidencia de la República”.

“Es muy raro decir que quieres un plebiscito para la gente y una Constitución para la gente, y no quieres primarias de gobernadores. Eso no calza, no tiene lógica. Con mucho cariño, el pueblo comunista lo sabe, el pueblo del Frente Amplio lo sabe: sus dirigentes se equivocaron, manifestó. 

Para el también cineasta, la respuesta al fracaso de las negociaciones está en que “algunos tiene más bien ganas de tener poder y no ganas de gobernar, ganas de tener poder y no ganas de trasformar”. Él destaca que “para transformar necesitas unidad”.

Y advirtió que “yo por lo menos voy a ayudar hasta un cierto límite, lo advierto. En un punto se va a romper la conversación y tendremos que competir y seremos implacables con los que estuvieron contra la unidad”.

Lee también: Rodolfo Carter: “Me cuido, me echo cremas, me hago láser, pero de ahí a ponerse bótox… es no entender”

Candidaturas presidenciales

Enríquez-Ominami criticó que quienes “se autoproclaman” como candidatos presidenciales no están “haciendo nada por la unidad”. Aludiendo al alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, en el Partido Comunista (PC), y a Beatriz Sánchez en el Frente Amplio (FA), dijo que echó “de menos a los candidatos presidenciales ordenando a sus partidos”.

En particular ante la figura de Jadue, quien lidera junto a Joaquín Lavín las encuestas, comentó: “no lo veo haciendo nada por la unidad. Un candidato presidencial que el día lunes tuitea ‘si no hay primarias, sería un desastre para Chile’, y dos días después hay cero primarias. Yo le exijo a un liderazgo presidencial que tenga conducción”.

Debate sobre los DD.HH.

Por último, ME-O calificó como “un debate hipócrita” la discusión planteada por el oficialismo acerca de las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela.

“¿Sabes cuántos políticos del Congreso han ido a China invitados por el Gobierno? ¿Algunas de ellos han pedido ir a ver una cárcel? Como es comprador, no importa. No sean hipócritas. Les gusta hablar de Venezuela, pero no les gusta hablar de China; les gusta hablar de Venezuela, pero no les gusta hablar de Chile“, expresó.

Además, planteó que “nada se ha dicho sobre Bolivia”, país que calificó como una dictadura y donde afirmó que se violan los Derechos Humanos.

Tags:

Deja tu comentario