Por Consuelo Aguilera García
{"multiple":false,"video":{"key":"oVpNtaYtTY","duration":"00:02:52","type":"video","download":""}}

Fue en pleno estallido social que el estudio de diseño Delight Lab comenzó a proyectar frases en la fachada de este emblemático edificio de la capital. Sus intervenciones acompañaron por días, las manifestaciones que se realizaban en el sector de Plaza Baquedano y nadie quedó indiferente frente a estas intervenciones.

“Dignidad”, “No estamos en guerra, estamos unidos” y “¿Dónde está la razón?” fueron algunas de las frases que se pudieron apreciar desde distintos puntos de la ciudad en octubre de 2019. A casi siete meses de estas intervenciones, el estudio decidió retomar las proyecciones lumínicas.

“La propuesta de Delight Lab, como activismo social y lumínico, me parecen una excelente forma de comunicar un mensaje. Siempre me ha asombrado el impacto que produce la luz en las personas, además de la carga simbólica y la analogía que representa, desde la oscuridad aparece una idea, una reflexión”, comenta la muralista de luz, Catalina Rojas.

Lo cierto es que son dos hermanos, Octavio y Andrea Gana, quienes están detrás de estas intervenciones. Él tiene 36 años y estudió Diseño en la Universidad de Chile. Ella 34, y es licenciada en Arte y Estética de la Universidad Católica. Ambos, junto a Marco Martínez, fundaron Delight Lab en 2008.

Somos artistas y personas sensibles que quieren sensibilizar a través de este arte. Hemos querido expresar creativamente, de manera pacífica y silenciosa, una sensibilidad universal sólo utilizando la luz. Apoyamos causas medioambientales y sociales. Estamos a disposición de la sociedad”, asegura Octavio.

Si bien son conscientes del impacto que tienen sus trabajos, nunca imaginaron las repercusiones que podrían traerles la intervención de este lunes. Tras el despliegue de la palabra “Hambre”, aludiendo a las protestas registradas en El Bosque por falta de alimentos, han recibido una serie de amenazas e incluso sufrieron el hackeo de su cuenta de Instagram.

Lee también: Delight Lab interviene Cristo de la PUC por casos de lesiones oculares

“Hemos recibido amenazas en redes, hay fotos de nosotros circulando con nuestros datos, incluso hay una advertencia de un diputado, el tema de los focos. En el fondo hay una censura a la expresión artística. Por lo tanto, nuestro abogado ya inició el trámite para presentar un recurso de protección porque estamos en situación de vulnerabilidad”, advierte Octavio.

La advertencia del parlamentario a la que hace referencia el artista es la petición de investigación que hizo el diputado de Renovación Nacional, Diego Schalper, quien apunta a que hay una acción coordinada tras estas proyecciones. Según él, se estaría instrumentalizando el descontento social.

Lee también: Gobierno presentó tres querellas por los “graves hechos” ocurridos en El Bosque: Hubo 37 detenidos

“El punto no es la intervención lumínica, si no que la posible coordinación o vinculación de distintas acciones y personas que cuesta creer que sea espontánea. Sería grave que existiese una coordinación en este momento de la historia para agitar la protesta con motivaciones políticas. Ese es el punto y eso es lo que estamos pidiendo que se investigue”, asegura el parlamentario.

Desde Delight Lab descartan tener algún tipo de vínculo con algún partido político, incluso han trabajado con el gobierno y con algunos municipios. “Nunca ha sido el espíritu llamar a la violencia. Aclaramos que no nos identificamos con ningún partido político”, indicaron.

Según comentó Octavio en conversación con CHV Noticias, generalmente proyectan frases o palabras ideadas por ellos. Sin embargo, este martes fueron contactados por Santiago Toledo, quien les solicitó proyectar la palabra “Solidaridad”, a pedido del director ejecutivo del Centro de Estudios de Res Publica, José Francisco Lagos.

Lo que nosotros quisimos hacer es dar un mensaje de unidad a los chilenos”, afirmó Lagos, quien gestó esta intervención de forma particular, por la cual él y un grupo de amigos habrían pagado. Sin embargo, desde Delight Lab aseguran que no aceptaron el pago.

Lee también: Carreras de autos y hasta un partido de béisbol en la calle: Las infracciones a la cuarentena en Santiago

Esa noche, mientras proyectaban “solidaridad”, desde Delight decidieron intercalar la palabra “Humanidad”. Ahí fue cuando se desató la polémica. Un camión instalado al costado del edificio iluminó la fachada de la torre, impidiendo que se viera el mensaje.

Desde Carabineros aseguran que quienes estaban en el camión contaban con los permisos necesarios para estar en una zona en cuarentena. Pero en el gobierno señalan que no existe un permiso que habilite a realizar estos trabajos.

“Se han iluminado edificios, en particular el edificio Telefónica, y por lo tanto todos aquellos que están realizando esa iluminación desde la calle, deben contar con un permiso o un salvoconducto que los habilite para hacerlo. Hoy día no existe el salvoconducto ni el permiso temporal para ese tipo de situaciones”, indicó la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

El intendente de la Región Metropolitana descartó haber ordenado la instalación de este camión. “Si esa actividad tuvo una autorización no es de parte de la Intendencia”. Aunque precisó que hizo una denuncia ante el Ministerio Público para que investigue la realización de estas intervenciones.

Respecto a este punto, los artistas detrás de Delight lab, aseguran que están cumpliendo con la normativa, ya que las proyecciones no se realizan desde las calles, si no que desde un sector que no van a revelar. “No infringimos la norma del toque de queda y cuarentena, respetamos el tema de la pandemia, en sintonía con las autoridades”, asegura Octavio.

Tags:

Deja tu comentario