LUN/David Velásquez

El pasado viernes 19 de noviembre, un fatal incendio afectó a una vivienda en Cerro Navia. Al interior de la casa, habían 13 personas, de las cuales, siete perdieron la vida.

Sebastián Acuña, quien era el dueño del hogar, perdió a su pareja en el siniestro, Nicole Ramírez (con quien llevaba 12 años de relación), y a su hija mayor de nueve años, Martina. En el trágico accidente, además falleció  la madre de Nicole, y una amiga de ella junto a sus tres hijos menores de edad.

Según el relato, el accidente se produjo luego que creyeran que la casa estaba cargada con energía negativa. Ahí, Nicole y su amiga prendieron unas velas que se suponía debían apagarse solas. No obstante, una de ellas permaneció prendida y cayó al piso de madera.

Lee también: Incendio en Cerro Navia: Fiscalía sostiene tesis de que una vela encendida causó la propagación del fuego

“Yo solo me dedicaba a trabajar para que no les faltara nada a ellas. Ella me decía ‘Seba, tu no sabes lo difícil y demandante que es criar a las dos niñas y ser dueña de casa’. Pero ahora lo voy a saber, porque nos quedamos solos con Antonella“, comienza relatando Sebastián en conversación con LUN.

“Me aconsejaron que le dijera que estaba en el hospital pero quise decir la verdad. Que su mamita se devolvió a buscar a su abuela y que no pudieron salir del incendio. Ella con cuatro años me demuestra que es más fuerte que yo“, dijo.

LUN/David Velásquez

Tras el diálogo, el sobreviviente explicó que en la casa vivía con Nicoles y sus dos niñas. Además, en otro sector del hogar estaba una pareja con su hija (familiares), y de visita sus suegros y una amiga de Nicole con tres hijos.

“Nosotros creíamos que la casa estaba cargada con energía negativa. A Nicole le habían aconsejado que comprara unas velas de sal para una limpieza. Esa noche, mi suegra, Nicole y su amiga, aprovecharon de hacer lo de las velas. Encendieron varias en el primer piso. Se suponía que debían consumirse solas, así que se fueron a acostar. Una de esas velas se dio vuelta y cayó en el piso de madera“, reveló.

Lee también: ¿El próximo Pedro Pascal? Alexander Nunez, el actor y guionista con raíces chilenas que es un éxito en Canadá

Había mucho humo, no podías respirar, te quemaba. Bajamos rápido por la escalera. Iba mi suegro, la pareja y su niña. La Nicole con la Martina y yo con la Antonella en brazos. Cuando ella se dio cuenta que su madre no bajó, me soltó de la mano y me dijo que sacara a las niñas, pero la Martina la siguió a ella”, expresó.

En ese contexto, al salir, afirmó que le costó mucho abrir la puerta principal porque tenía tres chapas y dos picaportes. “Afuera el portón del cobertizo tenía otros tres candados. Me subí al techo de uno de los autos y salté por arriba de la reja a la calle. Después pudo salir mi suegro, la pareja y su hija“, dijo.

Sin embargo, Sebastián cuando se devolvió para rescatar a quienes se encontraban dentro del incendio ya no había humo, sino que eran solamente llamas. “Escuchaba a Nicole gritar auxilio. Ella estaba en la reja del cobertizo del segundo piso, que también estaba con candado. Luego un cable gigante se cayó y empezó la electricidad. No logré rescatarlas, ese es mi mayor dolor“, lamentó.

Al ser consultado por los candados, indicó que el barrio es muy inseguro y que se meten mucho a robar a las casas. “Lo habían intentado en siete ocasiones. Es la droga la que tiene la escoba en las poblaciones“, aseguró.

Lee también: Chile a medias: Delincuencia en polideportivo abandonado por constructora en quiebra

Con respecto a su historia interpersonal con Nicole, en su testimonio narró que fueron padres adolescentes a los 17 años y que era desordenado e inmaduro. “Ella siempre fue súper aperrada y tenía espíritu de superación. Ella con su amor me hizo cambiar, me hizo un mejor hombre. Con mucho esfuerzo logramos comprar dos autos para trabajarlos en transporte. Nos íbamos a comprar una casa en Buin y nos íbamos a casar el 23 de diciembre”, afirmó.

En ese sentido, el sábado próximo al accidente le iba a proponer matrimonio. “Íbamos a celebrar su cumpleños y tenía contratados a unos mariachis para que cantaran “Si nos dejan”, que era nuestra canción. Mandé a hacer un pendón que iba a colgar en la casa de enfrente que decía ‘cásate conmigo‘. Hasta fuegos artificiales habían en la propuesta. En uno de los dos autos que se quemaron en el incendio estaba la argolla“, sentenció.

Tags:

Deja tu comentario