Fundación DKMS

Jakob es un niño que a los pocos días de haber nacido fue diagnosticado con ADA-SCID, un trastorno genético muy extraño que compromete su sistema inmune, impidiéndole combatir cualquier tipo de infección.

Ahora, a sus 16 meses de edad, Jakob para vivir depende de un medicamento, sin embargo, este remedio sólo logrará darle salud por 6 a 12 meses. Es por eso que requiere urgente un trasplante de células madre sanguíneas para sobrevivir.

La familia del Jakob vive en Canadá, su madre es colombiana y su padre polaco y eso, de alguna manera, ha dificultado encontrar un dador compatible, ya que sólo el 1% de los donantes registrados en ese país está compuesto por personas de ascendencia hispana y el 3.5% de etnias mixtas.

Lee también: Necesitan 100 dadores de sangre: El drama de una familia cuya hija padece encefalitis autoinmune

En busca de ayudar a aumentar las probabilidades de que tanto Jakob como todos los pacientes encuentren a un donante compatible, DKMS hace un llamado a registrarse como posible donante de células madre sanguíneas.

“La compatibilidad está ligada al origen étnico de las personas. Esto quiere decir que, mientras más personas con ascendencia hispana se registren, mayores serán las probabilidades de que pacientes con ese origen encuentren a un donante compatible”, explicó Ignacia Pattillo, directora ejecutiva de la Fundación DKMS Chile.

Y agregó que: “Cualquiera de nosotros podría ser la única persona en el mundo capaz de darle una segunda oportunidad de vida a un paciente con cáncer de sangre”.

Quienes deseen registrarse deben tener entre 18 y 55 años, vivir en Chile y tener buena salud. Si se cumple con esos requisitos, pueden ingresar al siguiente link y seguir los pasos indicados.

Tags:

Deja tu comentario