{"multiple":false,"video":{"key":"bJTLmd","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Llevan cantando alrededor de 60 años. Seis décadas en las que han recorrido Chile de punta a punta, han triunfado en escenarios internacionales y sus voces son clásicas para varias generaciones. Hablamos de Buddy Richard y el Pollo Fuentes, quienes ahora deben explorar el streaming para sortear no solo la cuarentena, sino para llegar a los públicos jóvenes.

De hecho, ambos artistas conversaron con CHV Noticias a través de una videollamada. Y si algo ha hecho la cuarentena para los dos amigos músicos es que se han puesto al día con la tecnología. Prueba de ello es esta entrevista, pero también que han debido dejar los teatros llenos por íntimas videopresentaciones desde sus casas.

Lee también: A 16 años de “Sin Despertar”: Kudai se reúne por videollamada para hablar de la versión 2020 de su clásico

Ricardo Toro (76 años), el verdadero nombre de Buddy Richard, comentó que “los que saben de estas cosas dicen que hubo una gran cantidad de visitas y muchas felicitaciones, pero yo tuve que cantar aquí (en su casa) y es extraño, a mí me gusta el público, el aplaudo, la banda fuerte. Yo, paso”.

Algo que comparte José Alfredo Fuentes (72 años), quien dijo que “necesitamos el afecto del público, pero así es algo más fácil de entregar nuestro amor”, en referencia a las presentaciones por streaming, cuya próxima fecha es el 26 de julio. “Los artistas vamos a ser los últimos en volver a trabajar, porque necesitamos público“, añadió.

Clásicos en cuarentena

Ambos conversan todos los días, pero no de sus glorias ni de sus carreras. Dicen que les gusta recordar anécdotas del fútbol de otros tiempos, pero desde que el coronavirus llegó en marzo, Buddy Richard no se pierde el informe del Minsal sobre la pandemia. Datos y medidas que comparte y discute por WhatsApp con su amigo de toda la vida.

Se ve una pequeña luz, pero no hay que adelantarse“, advirtió el cantante de Te perdí. Mientras que su colega de Si me vas a abandonar destacó que “estoy de acuerdo con las medidas que ha tomado el doctor Paris y el doctor Mañalich me gustó también”.

Lee también: Fito Páez y el futuro post pandemia: “Como decía Bukowski, la civilización es una causa perdida”

Pero las cifras del COVID-19 no han sido lo único que han visto en cuarentena. El también locutor radial y animador sinceró que se ha quedado hasta las 3 de la mañana viendo series documentales. La última que le gustó fue Asquerosamente Rico, la cual cuenta el entramado de comercio sexual con menores de edad de Jeffrey Epstein. “He visto muchos casos de este tipo, de cómo la gente puede llegar a este tipo de conductas, qué pasó en sus cabezas”, comentó.

En cambio, para Buddy Richard lo suyo son los clásicos del cine: “Con los niños hemos visto Tiburón, El Padrino, La Lista de Schindler… maravillosa película“.

“Las mujeres la llevan”

Si bien sus cantantes y compositores favoritos son de décadas pasadas (para Fuentes no hay como José José y Frank Sinatara y para Toro, The Beatles y Camilos Sesto son insuperables), ambos tienen un oído puesto en las nuevas voces, pero especialmente en las artistas.

Denise Rosenthal, Francisca Valenzuela, Mon Laferte, Camila Gallardo, Ana Tijoux, Consuelo Schuster y Camila Moreno despiertan el interés musical de ambos.

“Las que la llevan son las mujeres”, aseguró Buddy Richard, mientras que Pollo Fuentes vaticinó que “ellas van a quedar por un tiempo largo en la mente de la gente, algo que no pasa con todos los artistas que tienen sus momentos y después desaparecen”.

“Estas chiquillas están marcando una etapa importante que va a perdurar y qué decir de Mon Laferte, es la número uno a nivel internacional“, agregó José Alfredo Fuentes.

Lee también: Kevin Johansen y los nuevos locos años ’20: “Todos los países están en una especie de guerra civil solapada”

Pero los amigos no se olvidan de sus propios trabajos. Buddy Richard dice que el tango de El amor no tiene olvido es su canción favorita de Pollo Fuentes, y si bien a éste último le cuesta elegir solo una del extenso repertorio de su colega, -“es el mejor autor de música popular chileno”, aseguró- nombra Despídete con un beso.

Elogio del que Buddy Richard se hizo cargo al recordar que “el Pollo Fuentes fue una cosa especial, aparte de cantar muy bien y escribir sus canciones, fue un fenómeno que no se ha vuelto a repetir acá. Yo tenía que salir camuflado, pero el Pollo tenía que salir en una micro de carabineros. Eran miles de miles de chiquillas que se caían al suelo. No podía salir de su casa, se asomaba al jardín y habían niñitas cantando “oro, oro, el pollo es un tesoro”.

Tags:

Deja tu comentario