Por Mariana Meza
Cedida

Lo primero que hizo Marc cuando llegó a Chile fue tomar su teléfono y abrir el traductor de Google para preguntarle a un hombre al que vio limpiando su camioneta en la comuna de Cerrillos cuánto le pagaba por terminar de lavar el vehículo. Ganó $5 mil y hoy habla el idioma “chileno” a la perfección.  

De eso ya han pasado cinco años. Marc, Marcos, Flaitino. Así es conocido un joven haitiano de 25 años que hoy indaga en el mundo de la música urbana en nuestro país y quien “saltó a la fama” con el tema Ando picao’ a choro, una canción que retrata la vida en las poblaciones y que cuenta con más de 500 mil reproducciones en YouTube. Pero, ¿quién es él y cuál es su historia? 

Lee también: Los sueños de Gesny, el joven haitiano promesa del patinaje en Chile: “Para mí es un refugio”

***

Son las 15 horas del jueves 7 de octubre y Marc Etienne Celestin contesta el celular a través de una llamada de WhatsApp luego de varios intentos fallidos. Está en Renca, en la casa de un amigo porque le queda más cerca desde su trabajo en Quilicura. Se movilizó hasta esa comuna para poder llegar a la hora de la entrevista con CHV Noticias.

“Yo me llamo Marc Etienne Celestin, me dicen Marcos porque es más fácil”, explica el joven al inicio de la conversación que, desde el comienzo, da indicios de que su carrera en la música es todavía una etapa muy reciente en su vida.

Y es que al contrario de lo que se puede pensar, son las historias y experiencias que ha vivido en Chile las responsables de crear al verdadero Flaitiano, alguien que, por cierto, está muy lejos de pertenecer al mundo de “los flaites”. “Es un personaje”, adelanta. 

¿Cómo fueron tus primeros años en Chile? 
Difícil. Sin el idioma, sin nada. No sabía nada, no tenía gente, un solo amigo nomás. A los 19 años no tenía ni familia. 

¿Y llegaste solo? 
Solo. 

¿Por qué decidiste dejar Haití y venir a Chile?
El país estaba malo. Yo saqué el cuarto medio y me di cuenta que si entraba a una universidad no iba a poder trabajar después porque la gente profesional no puede trabajar allá. No hay trabajo, no hay nada. Intenté venir para acá porque tenía un amigo y él me contó que aquí hay trabajo. Hace cinco años era mejor sí, y me vine, pero no hablaba nada en español, ni decir hola, ni saludar, nada.

Lee también: Víctor “Zafrada” Díaz habla de la amistad con Yuhui y de su faceta en TV: “Le tomé más el gusto”

2021: El nacimiento de Flaitiano

Soy flaite, haitiano, flaitiano, es parte de lo que dice el coro de Ando picao’ a choro, uno de los temas más conocidos de Marc, lanzado el 24 de junio de 2021. Y es que su carrera comenzó recién este año, cuando lo despidieron de una empresa de bebidas en la que trabajó hasta enero. Nunca entendió por qué lo echaron. 

“Dije ya, me voy a dedicar a hacer pura música”, explica sobre su reciente carrera. “Hice un temita con los chiquillos, se pegó. Hice otra con mi amigo también, un mambo, que se llama Mambo pa’ lo vio, también lo escucharon mucho. Sigo trabajando, estoy pensando en hacer un disco”, agrega.

Lee también: De crítica al capitalismo al aumento de endorfina: Las claves para entender el éxito de “El Juego del Calamar”

–¿Qué te motivó a empezar en la música?
–Cuando perdí el trabajo yo dije “ya, no me queda otra, tengo que dedicarme para que la gente vea que yo quiero salir adelante, hacer algo mejor”. Todo eso me da más ganas, porque aquí no hay ningún haitiano que suena como cantante. 

–¿Qué estilo es tu música?
–Mambo y dembow. Siempre quise hacer mambo porque es lo que más se escucha y es lo que más se vende acá en Chile. 

–Tu nombre artístico es Flaitiano, ¿por qué te llamas así?
–Sí, porque es más común. Por ejemplo, Flaitiano viene de flaite y haitiano, es algo que se pega altiro. 

–Pero, ¿y el flaite por qué? 
–Por el estilo de lo que hablo nomás, pero es un personaje el de las redes (sociales). Personalmente es otra cosa. 

–¿Cuál fue el tema con el que te hiciste conocido?
–Con el Ando picao’ a choro. 

–¿Y de qué se trata? 
–De picao’ a choro como se dice… De la calle, la juventud, de eso.

–¿Siempre te gustó la música o es algo que descubriste este año?
–Algo que yo descubrí este año. Descubrí que me puedo dar una oportunidad y que puedo demostrar mi talento. No es algo que siempre me haya gustado o que siempre haya soñado, pero ahora me está gustando, hace muchísimo. 

De Flaitiano a Marc 

El segundo trabajo que tuvo Marc en Chile fue con el mismo hombre que le pagó $5 mil por lavarle el auto en Cerrillos. Esta vez, lo ayudó a pintar una casa y ganó $15 mil por cada día trabajado. En total fueron 15. 

“Busqué pega en otro lado y empecé a trabajar en una empresa tirando palets, en producción”, explica el joven. Fue su primer trabajo con contrato y así logró obtener la documentación chilena. 

Marc terminó el cuarto medio en Haití y sueña con estudiar mecánica. Sin embargo, pese a que en Chile ha logrado salir adelante, otro de sus grandes deseos es poder juntarse con su familia, a quienes no ve desde 2015. “Yo me encargo de ayudarlos”, cuenta a CHV Noticias. 

Lee también: Emergentes 2, capítulo 7 | Trap chileno

Por otro lado, Marc también recuerda complejos momentos que ha vivido en Chile.

Uno que ha sido difícil de olvidar, dice, fue cuando en Copiapó un grupo de menores de edad lo obligó a consumir drogas. Prefiere contarlo para “que la juventud aprenda” y asume que es parte de los riesgos de estar en el mundo de la música urbana. 

Entre estos recuerdos aparece otro que lo marcó. “Lo peor de mi vida lo he vivido con un carabinero”, dice Marc antes de revelar la experiencia en Cerro Navia que lo dejó con firma mensual. 

–¿Qué te pasó?
–El carabinero me agarró, sabía que yo hago videos y eso… Me llevó preso en la noche, íbamos cuatro amigos caminando y me llevó a mí nomás. 

–¿Y no te dio ninguna razón?
–No, porque me pidió el carnet y yo no lo tenía, pero me lo pidió a mí nomás. Me dijo “ya, arrodíllate”, y me llevó en el auto para la comisaría. Eran como cinco pacos y me estaban masacrando. 

–¿Qué te hicieron?
–Yo estaba esposado y el mismo carabinero que estaba en el auto bajó con dos balas, me las pasó y me tiró para el calabozo. Después en la mañana cuando fui a la Fiscalía supe que él dijo que yo andaba con dos balas en la mano y me dejó firmando. Ahora tengo que ver cómo voy a terminar esa causa con él, pero no tengo idea lo que me está pasando. No tengo idea por qué estoy firmando. 

Lee también: En la voz de sus protagonistas: Así se preparó el Instituto Nacional para recibir a sus primeras alumnas

Reciclaje, Uber y música

Marc tiene sus convicciones claras. Sabe que su carrera en la música recién está empezando y que “todavía no me da para vivir”. 

“Yo trabajo casi de lunes a lunes”, dice y cuenta que ahora se desempeña en una empresa de reciclaje y que se levanta a las 5 am. Además, trabaja de Uber y, de vez en cuando, los pasajeros lo reconocen. 

–¿Qué buscas transmitir con tu música? ¿Qué viene de ahora en adelante para ti? 
–Tengo que hacer lo que a la gente le gusta, por eso yo tengo que dejar un mensaje ahora, porque yo ya me estoy pegando, no puedo estar tirándole puras cosas de calle. Ahora yo quiero hacer un tema sobre lo que están viviendo los extranjeros acá, todos los que hemos sufrido, ese es mi pensamiento.

Entre sus reflexiones, Marc expresa que “en este camino no pillas a las personas que tú quieras. A mí me gustaría encontrarme con un trabajador, con alguien que tenga estudios, que me ayude, pero al contrario, en este camino me puedo topar con alguien que no está en algo bueno. Según el mensaje que tú transmites esa gente va a tratar de encontrarte y ayudarte”

Mira la participación de Flaitiano en Emergentes de CHV Noticias

Tags:

Deja tu comentario