FOTO: EFE

(EFE) – Este martes, un total de 12 niños y 34 adultos murieron calcinados al incendiarse un autobús en una autopista en el oeste de Bulgaria, cerca de la ciudad de Bosnek, a unos 40 kilómetros al sur de Sofía, según informó el ministerio del Interior de Bulgaria.

Los cuerpos de las víctimas quedaron “completamente calcinados”, declaró el titular de la cartera, Boyko Rashkov, en el lugar del siniestro, informa la emisora BTV.

Las imágenes transmitidas por esa televisión pública mostraron el chasis del autobús completamente quemado, mientras que solo siete personas lograron sobrevivir al saltar del vehículo, quienes fueron trasladadas con quemaduras y heridas leves a un hospital de Sofía, donde siguen internados en estado “estable”.

Lee también: Lleva 10 años inmovilizado: Autorizan, por primera vez en Italia, suicidio asistido de hombre tetrapléjico

El vehículo incendiado, en el que viajaban al menos 52 personas, entre ellos dos choferes, tenía matrícula de Macedonia del Norte y estaba volviendo de una visita turística a Estambul (Turquía).

El accidente, cuyas causas se están investigando, se produjo alrededor de las 02.00 de la madrugada, hora local (00.00 GMT), en la autopista “Struma”, que une Sofía con Blagoevgrad, desde donde el autobús iba a dirigirse a la frontera con Macedonia del Norte.

El Gobierno normacedonio fue informado de inmediato de lo sucedido, tras lo cual varios miembros del Gobierno, incluido el primer ministro, Zoran Zaev, y el ministro de Exteriores, Buyar Osmani, se trasladaron a Sofía y al lugar del accidente.

Lee también: Auto embistió a asistentes de desfile navideño: Varios niños resultaron heridos

Foto: EFE

Osmani visitó en Sofía a los supervivientes del accidente en el hospital de emergencias Pirogov, donde confirmó ante la prensa local que los pasajeros del autobús eran normacedonios de etnia albanesa.

El primer ministro interino de Bulgaria, Stefan Yanev, calificó lo sucedido como una “enorme tragedia” lo sucedido. “Esperemos que podamos aprender las lecciones de este trágico incidente y que podamos prevenir estos incidentes en el futuro”, dijo a la prensa desde el lugar del accidente.

El siniestro tuvo lugar en una zona acolinada de la autopista, a la altura de la localidad de Bosnek, donde ya en el pasado sucedieron numerosos accidentes.

Bus podría haber chocado

Los primeros informes de la policía local señalan que el autobús pudo haber chocado contra un bordillo o una barandilla, tras lo cual se produjo una explosión que destruyó el vehículo por completo.

El ministro búlgaro del Interior, Boyko Rashkov, dijo que entre las diversas hipótesis que se manejan, no se descarta que el conductor se quedara dormido o muriera antes que el resto, razón por la cual no habría podido abrir las puertas para que los viajeros se salvaran de las llamas.

Según la prensa búlgara, cuatro autobuses de una empresa turística normacedonia viajaban juntos e ingresaron al país por el puesto de control Kapitan Andreevo, en la frontera entre Bulgaria y Turquía, y poco antes del trágico accidente se detuvieron para descansar en una gasolinera.

Por ahora, la autopista fue cerrada por las autoridades en la zona del siniestro.

Tags:

Deja tu comentario