El coronavirus fue lo último en lo que pensó cuando fue a un bar lleno de gente en Scottsdale, Estados Unidos, dijo Jimmy Flores.

“Estábamos a punto de reabrir, y realmente no nos importaba el coronavirus, para ser sincero“, aseguró.

Dos días después, se despertó con fiebre de y llagas en el cuerpo, explicó el afectado a Erin Burnett de CNN. Una semana después, estaba en el hospital, donde le pusieron un tubo de respiración durante su estadía de una semana.

Lee también: Atleta muestra qué le pasó a su cuerpo tras contagiarse de coronavirus

Esa noche en el bar, que estaba repleto de personas. Flores contó que estaba allí con amigos y “solo estábamos disfrutando nuestra vida durante ese tiempo”.

Pero días después, cuando llegó la fiebre, “fue bastante malo. Sabía que algo andaba mal”. Su prueba para COVID-19 volvió positiva días después.

La tos comenzó cuando respiró hondo. “En 24 horas no podía respirar sin temer por mi vida”, señaló.

Lee también: Tomados de la mano: Pareja de abuelitos murió de coronavirus con casi una hora de diferencia

“Nunca hubiera imaginado en un millón de años que contraería este virus de la forma en que lo hice (…) decidí hacer público este mensaje, porque sabía que había cometido un error“, agregó.

El estado de Arizona ha sido una de las áreas más afectadas en la pandemia recientemente, con casos en aumento. Tiene al menos 84.093 personas infectadas, en comparación con las 46.689 reportadas el 19 de junio.

Tags:

Deja tu comentario