La investigación realizada por un equipo de la Universidad de Harvard analizó por más de 20 años a 955 reclutas estadounidenses diagnosticados con Esclerosis Múltiple (EM), una enfermedad autoinmune que todavía no tiene cura.

Los resultados arrojaron que el riesgo de desarrollar esta enfermedad era 32 veces mayor tras la infección del virus Epstein-Barr, un virus herpes. Solo un soldado que desarrolló EM no se había infectado con este virus.

Los resultados son preliminares y todavía no se desarrolla un tratamiento en base a la nueva información. A pesar de esto, los hallazgos “podrían permitir prevenir la mayoría de casos por EM”, según Alberto Ascherio, principal investigador del estudio.

Las causas de esta enfermedad se vienen estudiando hace muchos años, pero esta investigación sería la primera en aportar “pruebas convincentes de causalidad”, apuntó Ascherio.

Lee También: Guido Girardi en la antesala de Congreso Futuro: “La era virtual está dejando obsoletas a todas las instituciones”

Para esclarecer la relación entre el virsus Epstein-Barr y la esclerosis múltiple, los investigadores analizaron muestras de suero tomadas cada dos años a los 955 militares participantes del estudio.

Los expertos estudiaron el estado del virus de Epstein-Barr en el momento de la primera muestra y la relación entre la infección por este y la aparición de la enfermedad durante el periodo de servicio activo de los militares.

Tras estos procedimientos, los investigadores dieron cuenta que las probabilidades de padecer EM se elevaban exponencialmente tras la infección por el virus de Epstein-Barr. 

Según el estudio, estos resultados abren la posibilidad de desarrollar vacunas o antivirales para atacar el virus como método para prevenir o curar la esclerosis múltiple.

Tags:

Deja tu comentario