Ashley Heun / Vía Today

Una insólita petición fue la que denunció una madre en Estados Unidos, quien a través de las redes sociales publicó una carta de la escuela de su hija en la que ofrecían fajas para cuidar “la imagen corporal” de las alumnas.

Ashley Heun contó a Today que su hija llegó a su casa con la misiva y la tuvo que leer varias veces para comprobar que no había un error en lo que pedían. 

“Decidí que las palabras y las redes sociales son una buena herramienta y que usaría eso para reunir a las tropas para cambiar esto y para que la escuela supiera exactamente qué tan mal sonaba“, explicó la mujer al programa televisivo.

Lee también: Por miedo a contagiarse: Madre encierra a su hijo en el maletero tras enterarse que tiene COVID-19

La carta fue enviada por el recinto educacional Southaven Middle School y en ella se planteaba el cómo ayudar a las niñas para que desarrollen una imagen corporal saludable y la solución para aquello eran, entre otras cosas, la utilización de fajas.

En el texto se señala que “una imagen corporal negativa también puede conducir a una baja autoestima, lo que puede afectar muchas áreas de la vida de una niña. Es posible que no quiera estar cerca de otras personas o que se obsesione constantemente con lo que come o cuánto ejercicio hace. Pero podemos tomar medidas para ayudar a nuestras niñas a desarrollar una imagen corporal más saludable”.

A eso, se añade que “nos gustaría tener la oportunidad de ofrecerle literatura saludable a su hija o mantener una imagen corporal positiva. También estamos proporcionando a las niñas fajas, sostenes y otros productos de salud, si corresponde”.

Lee también: Mujer se quedó confinada con su cita a ciegas debido al aumento de casos de Ómicron

En el caso de que los padres aceptaran, debían llenar la carta e indicar, además, la talla que la niña utiliza.

Por su padre, Heun comentó sentirse “realmente enojada”, por lo que escribió a la escuela, desde donde le ofrecieron una disculpa por parte del director del establecimiento, autoridad que le señaló que eliminaría la polémica petición.

“El distrito ha sido informado del formulario de permiso de los padres enviado a los padres por la Southaven Middle School. Los funcionarios del distrito entienden cómo este tipo de información causa una gran preocupación entre los padres”, comentó Lauren Margeson, asistente del superintendente de las Escuelas del Condado de DeSoto.

Finalmente, la madre explicó que esta experiencia le sirvió para empoderarse y así “abogar por cualquier chica que se sienta ‘menos’ debido al tamaño de su cuerpo”.

Tags:

Deja tu comentario