Pixabay

Fran Goldman, una mujer de 90 años, caminó 10 kilómetros para recibir la vacuna contra el COVID-19 en Seattle, Estados Unidos.

De acuerdo a lo informado por el Seattle Times, la anciana tuvo muchos problemas para conseguir una hora en el proceso de inoculación.

Lee también: Accidente de la Fuerza Aérea Mexicana dejó 6 muertos tras desplomarse un avión

Debido a esto, la copiosa nieve no fue un impedimento para que Fran llegara a su cita a pesar del mal tiempo para poder recibir el medicamento en la fecha acordada.

Al verse imposibilitada de trasladarse en automóvil, Goldman no dudó en ponerse sus botas y caminar junto a sus bastones de trekking el recorrido de 5 kilómetros, ida y vuelta, al lugar de vacunación.

Lee también: ¿Lo habías notado? Estudio revela que los perros comprenden las consecuencias de sus acciones

“No fue fácil, fue un desafío”, contó la mujer al citado medio y reconoció que “caminé bastante lento”. Pese a esto, sólo llegó 5 minutos tarde a su cita.

Su hija Ruth Goldman afirmó que “ella es verdaderamente admirable y tiene esa mentalidad que la impulsa a no dejarse ganar por la adversidad”.

Tags:

Deja tu comentario