{"multiple":false,"video":{"key":"czpdwj3JnTR","duration":"00:02:13","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Reino Unido se despidió de la Unión Europea (2:13)

Durante muchos años una mujer de 65 años en Reino Unido, identificada como Christina Pomfrey se aprovechó de los beneficios del gobierno, llegando a recaudar la suma de 16 mil dólares en ayudas estatales, algo así como 12 millones de pesos chilenos.

La mujer utilizó dos identidades, una con el apellido de su segundo esposo, Brown, donde consiguió un subsidio en la localidad de Runcorn. Y con la otra identidad, Pomfrey, consiguió adaptar la vivienda de este, insinuando que presentaba complicaciones de salud.

Pero por si fuera poco, la mujer se hacía pasar por amigos o vecinos y escribió cartas a las autoridades en nombre de ellos para que “ayudaran a la pobre mujer”.

Lee también: No hay límites: Asaltaron a perrito que hace delivery

También indicó que amigos y familiares cuidaban de ella ya que no podía valerse por sí misma por las enfermedades que inventó tener.

Sin embargo, sus artimañas fueron descubiertas en 2017, cuando el Departamento de Trabajo y Pensiones de Reino Unido la investigó y verificó que la mujer podía leer y desenvolverse sin problemas. Tras la evidencia la justicia la declaró culpable de fraude, contabilidad falsa y fabricación de artículos para su uso en estafas.

La mujer que fue condenada a tres años y ocho meses de cárcel, aseguró que el dinero que recibía lo utilizaba para ayudar a gente sin hogar, pero su versión no pudo ser comprobada.

Me dijo que era millonaria

John Pomfrey, el tercer esposo de la imputada, aseguró que ignoraba la vida de engaños que llevaba su cónyuge. 

Según explicó a The Sun, la mujer le habría dicho cuando se conocieron que era millonaria y dueña de varios quioscos de Liverpool. Sin embargo, lo único real es que trabajó en un quiosco, donde fue despedida por robarse dinero de la caja.

“Ella ha destruido mi vida y no puedo perdonarla. Es la mujer más astuta que he conocido”, aseguró.

Además, añadió que al poco tiempo de conocerse, Christina le había regalado un auto y costeó las vacaciones de ambos en el Caribe.

Tags:

Deja tu comentario