{"multiple":false,"video":{"key":"b48EziX8Q8","duration":"00:01:36","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Así Nueva Zelandia volvió a la normalidad (01:36)

El ministro neozelandés de Salud, David Clark, dimitió después de estar en el centro de las críticas desde que el pasado abril se saltara el confinamiento por la COVID-19 y a pesar de su exitosa gestión contra la pandemia, anunció este jueves la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

“Desafortunadamente, seguía siendo una distracción a nuestra respuesta (contra el virus) y era algo que no se podía mantener”, recalcó Ardern en declaraciones a periodistas en Wellington, en alusión a la dimisión del ministro.

Clark, quien ha admitido haber contravenido el confinamiento en dos ocasiones y se sospecha una tercera, ya había presentado su dimisión hace tres meses tras reconocer públicamente una salida familiar a 20 kilómetros de su hogar el 7 de abril para visitar una playa y que coincidió con el nivel más alto de alerta en la nación y bajo un férreo aislamiento obligatorio.

Sin embargo, en ese momento, cuando se combatía la etapa más crítica de la pandemia, la primera ministra rechazó la dimisión de Clark para proseguir con la lucha.

Lee también: China aprueba vacuna experimental contra el COVID-19 para su uso en militares

El ministro, quien durante el confinamiento admitió también haber dado un paseo en bicicleta y se le acusa de mudarse de casa durante las semanas de alerta máxima, será reemplazado por Chris Hipkin, hasta ahora ministro de Educación.

Nueva Zelanda, cuyo gobierno ha sido aplaudido mundialmente por su pronta respuesta a la pandemia, registra actualmente solo 22 casos activos de la COVID-19, tras confirmar un total de 1.178 infectados, que incluyen a 22 fallecidos.

En el comunicado de su renuncia, Clark asegura que ahora es el momento “adecuado” para su dimisión ya que el país se encuentra en “una etapa estable sin evidencia de transmisión comunitaria” del virus, cuyo último positivos han sido identificados en personas que llegaban del extranjero.

Tags:

Deja tu comentario