VIDEO RELACIONADO - COVID-19: Murió doctor Carlos Grant, director del Servicio de Salud Concepción (01:00)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsFYbLLifl","duration":"00:01:00","type":"video","download":""}}

David Vallejo y Mavelin Bonilla son una pareja de médicos ecuatorianos que tenían pensado casarse en 2020, en una fecha que había sido planificada antes de la irrupción de COVID-19 y la pandemia.

Sin embargo, la vocación que ambos profesan por la salud fue más fuerte, por lo que decidieron posponer su boda a fines de mayo para concentrar sus fuerzas en ayudar a los pacientes contagiados por la enfermedad, todo esto en el Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), al sur de Quito.

En sus redes sociales comunicaron la suspensión del evento con este mensaje: “Hoy era el día de nuestra boda, pero en su lugar estamos trabajando por ti”. Texto acompañado de imágenes de ellos en plena labor asistencial.

Lee también: Hombre vivió por 3 meses en un aeropuerto sin ser detectado: “Temía ir a casa por el COVID-19”

Lamentablemente para estos facultativos, como ha sucedido con otros tantos que han afrontado la difícil labor de verse expuestos al coronavirus, Vallejo se contagió y fuerte. Tanto, que hoy está en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pero no como médico esta vez, sino como paciente.

Su estatus empeoró el domingo pasado al presentar un cuadro de neumonía grave. Fue así que Vallejo, de 27 años, antes de ser intubado, pidió escribir un mensaje de puño y letra, el que fue divulgado en redes sociales.

“Cuando tuve la oportunidad de trabajar de la mano con el doctor Mauricio Cabrera en UCI, me enseñó que a los pacientes intubados debemos darles identidad. Soy el doctor David, tengo ganas fervientes de vivir la vida, cumplir mis sueños: casarme con la mujer que amo (Mave), construir una familia, este año voy a viajar a España para hacer el MIR (Médico Interno Residente) y concursar por mi residencia, sé que harán lo mejor”, expresó.

La carta finaliza con una recomendación para la gente y el deber de cada uno: “Mantén tu asepsia y antisepsia, lávate las manos. Gracias por su esfuerzo”.

Tags:

Deja tu comentario