Twitter

Un insólito episodio fue lo que vivió un repartidor de una app de delivery en Buenos Aires, luego que fuera atropellado en el barrio de Colegiales.

Tras ser embestido por este vehículo, este hombre de 63 años que le prestaba servicios a la empresa Glovo, les comunicó que había sufrido un accidente.

Lee también: Delivery del delito: Banda simulaba reparto de comida a domicilio para robar a sus víctimas

Lejos de preocuparse por su estado de salud, la respuesta inmediata de la persona a cargo fue “¿cómo se encuentra el pedido? ¿Está en buen o mal estado para poder ser entregado?”.

La denuncia comenzó a viralizarse luego que una joven que lo ayudó difundiera los mensajes en Twitter.

Hace un rato socorrí a un repartidor de pizza que lo atropelló un auto. Mientras yo llamaba al SAME, el hombre – tirado en el piso y sangrando- avisaba a la app que había tenido un accidente. Lo único que les importaba a ellos era el estado de la pizza. Perverso es poco“, escribió en la red social.

Pero cuando pensábamos que todo estaba mal, ocurrió otro hecho aún más cuestionable y que también fue dado a conocer por la joven que asistió al accidentado.

Lee también: Se tentó con las papas fritas: Repartidor de comida fue sorprendido comiéndose el pedido de un cliente justo en su puerta

“El repartidor está bien. Se dio un golpe muy grande y lo salvó el casco. Para rematar la historia, apareció la persona que había hecho el pedido, abrió la caja de la moto y se llevó la pizza. Nosotros seguíamos ahí esperando a la ambulancia. De terror todo”, contó.

Tras esta situación la empresa emitió un comunicado donde, según consignó Todo Noticias, ofreció disculpas a este hombre y agregó que “afortunadamente él se encuentra bien ahora, pero al momento de comunicarse con el área de soporte, el agente no comprendió la gravedad de la situación y su respuesta no fue adecuada. Lamentamos profundamente lo sucedido y estamos trabajando para que no vuelva a ocurrir”.

Además, explicaron que “nos hemos puesto en contacto con él para consultar por su salud, ponernos a disposición y disculparnos por el trato recibido“.

El hijo del trabajador se desahogó con agencia Télam, donde dijo que “se manejaron de manera horrible, demostrando que a ellos lo que les importa la clientela y el producto, y el resto es secundario”.

Tags:

Deja tu comentario