El Juzgado de Garantía de Quilpué declaró admisible una querella por maltrato animal y contrabando de especies, interpuesta contra una tienda de mascotas de la ciudad de la Región de Valparaíso.

La acción judicial se interpuso por la presencia de un ajolote, especie nativa de México en peligro de extinción, el cual estaba en un espacio reducido donde apenas podía moverse.

Inicialmente, la demanda fue realizada por la Fundación de Abogados por los Animales (APLA) ante el Servicio Agrícola Ganadero (SAG).

Lee también: “No permitiremos que un acto como este se vuelva a repetir”: Armada condena ataque a monumento en Valparaíso

Tras indagar en el proceso administrativo, se dio a conocer que el dueño de la tienda no presentó la documentación necesaria para mantener al anfibio, por lo tanto el caso se derivó al Servicio Nacional de Aduanas. Meses después, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) incautó al animal.

Los querellantes señalan que “al tratarse de animales exóticos o nativos, nos parece que la sola extracción de su medio constituye un acto de maltrato”.

“No obstante, la legislación, tanto nacional como internacional, bajo ciertos requisitos lo permite, y éstos deben cumplirse”, agregan.

Para esta ocasión, los magistrados invocaron a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES).

Tags:

Deja tu comentario