{"multiple":false,"video":{"key":"bLrUur","duration":"00:00:09","type":"video","download":""}}

El alcalde suplente de San Felipe, Christian Beals, ha generado polémica tras la difusión de un video donde agrede a una persona en situación de calle en plena vía pública.

Según antecedentes recopilados por el medio local Aconcagua Al Día, ambulantes denunciaron que el individuo agredido estaba causando daños en la plaza de la ciudad. A la espera de la llegada de Carabineros, el jefe comunal llegó al lugar para dialogar con el hombre.

Posteriormente, la autoridad se acerca al sujeto y le dice “yo soy Beals hueón, ¡conóceme!”, y lo agrede con una cachetada en el rostro del ciudadano. El hecho fue registrado por un transeúnte, a quien le pidieron detener la grabación tras la violenta acción del alcalde.

Este hecho tuvo la inmediata reacción del diputado Diego Ibáñez (CS), quien calificó a Beals como “un pequeño nazi, que entró por la ventana a la alcaldía de San Felipe”.

Lee también: Caso Tomás: Norambuena dice que fiscal Ortiz “se precipitó en pedir una orden de detención”

Es como el Trump del Aconcagua, que por decencia debe renunciar a su cargo. Es un insulto al decoro que debe tener cualquier alcalde para con sus vecinos, sus trabajadores, con la cultura cívica de la comuna”, agregó el parlamentario al citado medio.

Ibáñez anunció que llevará estos antecedentes a la Contraloría General de la República y llamó al Consejo Municipal a tomar acciones, porque de lo contrario “se vuelve cómplice de su autoritarismo y de su falta de decencia”.

Declaración del alcalde

Luego de la repercusión de las imágenes, el alcalde de San Felipe emitió una declaración explicando su versión de los hechos.

En primer lugar, aseveró que el suceso ocurrió “hace un mes atrás” y que el sujeto agredido “estaba destruyendo la pileta de la plaza”.

Lee también: Hijo de Jorge Escobar dice que él dibujó el mapa clave en la investigación a pedido de un rescatista

“Al enfrentarlo parece que estaba drogado o volao porque pensaba que estaba sacando planta de marihuana y estaba destruyendo la pileta. Y al estímulo de la palmada en la cara como que se ubicó, despertó y dijo ‘no, no lo voy a hacer’. Me dio la mano y se despidió de mí, eso es todo“, aseguró.

Ante las acusaciones de ser una persona agresiva producto de este actuar, Christian Beals señaló: “actué como cualquier sanfelipeño, quizás en la calidad de alcalde no, pero como un sanfelipeño que está viendo cómo se destruye su pileta, absolutamente”.

Tags:

Deja tu comentario