{"multiple":false,"video":{"key":"yesS3Fl04k2","duration":"00:01:26","type":"video","download":""}}

Amnistía Internacional pidió una investigación penal contra el alto Mando de Carabineros a raíz de la represión ocurrida durante las protestas de 2019 y recomendó impulsar una reforma a la institución. 

Las medias forman parte del último informe que evacuó la ONG, titulado Ojos sobre Chile: Violencia policial y responsabilidad de mando durante el estallido social, en el que señala que hubo violaciones a Derechos Humanos durante las manifestaciones de octubre y noviembre del año pasado.

En el documento, Amnistía Internacional indica que el Alto Mando de Carabineros habría tenido conocimiento sobre los delitos, por lo que solicita indagar “todas las responsabilidades políticas, administrativas e incluso penales, hasta el máximo nivel, de todas aquellas personas que en su posición de garantes conocían o debieron conocer la magnitud de las violaciones de Derechos Humanos y no las evitaron, aunque tuvieron la capacidad y la obligación de hacerlo”.

Lee también: Subsecretario Galli y procedimientos policiales: “Siempre hay riesgo de que una persona resulte herida”

El informe también afirma que el uso excesivo de la fuerza policial no sólo se registró en 2019, sino que también se observaron casos en marzo de 2020. 

La ONG dice que se necesita una reforma estructural en la institución, la que debe incluir mecanismos independientes de control y rendición de cuentas. 

Consultado sobre el informe, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, respondió que “fue el propio presidente Sebastián Piñera el que convocó al Alto Comisionado de Naciones Unidas, al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), justamente a ser observadores durante el año pasado”. 

“Ya conocimos esos informes y creo que en eso hay que trabajar, mirando siempre hacia delante”, dijo el subsecretario. 

Tags:

Deja tu comentario