(U. de Chile) – Aunque para 1913 las mujeres chilenas sí podían cursar estudios superiores, las principales carreras escogidas eran Pedagogía, Medicina, Enfermería y Trabajo Social. Al comienzo, Justicia Espada Acuña (1893-1980) también había elegido ser profesora de Matemáticas en la U. de Chile, pero al poco tiempo se aburrió y decidió cambiarse a Ingeniería Civil, terreno totalmente masculino, donde fue compañera de figuras ilustres como el ex presidente Jorge Alessandri, y en el que destacó como alumna aventajada, titulándose en 1919.
Interesada en el área de la infraestructura, Justicia tituló su tesis de egreso como “Proyecto de Resistencia de Materiales”. Después ingresó a trabajar a la Empresa de Ferrocarriles del Estado, primero como calculista de puentes y luego en el Departamento de Vías y Obras, donde se mantuvo hasta que se jubiló en 1954.
 
Creció en un hogar donde el hecho de ser mujer no le impedía valerse por sí misma y estudió en el Liceo de Aplicaciones en un modelo plurigenérico. Así, el gesto pionero de Justicia Espada, dentro de la universidad, permitió que otras mujeres se atrevieran a tomar esta carrera, y en 1990 el Colegio de Ingenieros instauró un premio en su nombre que se entrega cada dos años a una mujer destacada en la profesión.
“Fue la primera mujer allí y fue la primera ingeniera en Chile y Sudamérica. Sus obras se pueden ver hasta el día de hoy, incluidos los diseños de refuerzo del Viaducto del Malleco”, indica Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello, unidad que en 2018 recibió la donación del acervo de Justicia Espada -compuesto de 279 objetos- de manos de su nieta, María Mireya Gajardo Méndez.
Lee también: María Luisa Sepúlveda (1883-1958), la compositora que la U. de Chile releva en el Día del Patrimonio 2021

Digitalización y visibilización de un patrimonio

Recientemente, el núcleo patrimonial de la U. de Chile se adjudicó un Fondo Iberoamericano de ADAI, consistente en $9.600 euros, recursos que permitirán catalogar, conservar y poner en valor el acervo que cuenta con documentos, fotos, objetos, cartas, planos y otras materiales personales.
“Los materiales van desde 1888 a 2018, lo que es notable porque habla de una familia que pensó en resguardar y aumentar este acervo, conservando -por ejemplo- notas de prensa en las que Justicia Espada aparecía”, cuenta Carolina Torres, investigadora del Archivo Central Andrés Bello a cargo del proyecto. “Tenemos sus cuadernos de colegio, planos dibujados a mano, un diploma de sus estudios de violín, una foto selfie rara para la época y un pequeño sombrero negro de la época”, agrega Torres.
La adjudicación del fondo este año coincide con el homenaje que le rindió Google a Justicia Espada, en enero pasado, por los 128 años de su nacimiento, con un doodle conmemorativo para su portal de Chile, Argentina y Perú. La imagen fue ilustrada por la doodler Hélène Leroux, misma artista que trabajó en el doodle en homenaje a Violeta Parra en 2017.
Actualmente, dos piezas de esta donación -su diploma de bachiller en Matemáticas y la carta “Amargo despertar”- son parte de la exposición “Mujeres Públicas” de la Sala Museo Gabriela Mistral, la cual busca gatillar discusiones de género a través del patrimonio documental.
El resto del material de Justicia Espada será digitalizado para disfrute del público y puesto a disposición entre enero y marzo de 2022 en la web de la Biblioteca Digital de la Universidad de Chile.

Tags:

Deja tu comentario