Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bGYKfd","duration":"00:03:40","type":"video","download":""}}

¡Nunca antes visto! Grandes bloques de hielo se desprenden tanto del río Niágara como de los lagos Ontario y Erie en la frontera noreste entre Estados Unidos y Canadá. El tema es que esos trozos de agua congelada se desplazan sobre la tierra firme alcanzando las casas de quienes habitan en sus riberas.

El hielo avanzó cerca de 10 metros tierra adentro junto al lago Erie. “Nunca hemos tenido el hielo contra las paredes y en nuestros patios… está en mi patio, en el del vecino y en el siguiente” relata uno de los tantos pobladores de la playa Hoover que debió ser evacuado ante este fenómeno.

Te puede interesar: El gigantesco (y misterioso) cráter encontrado en Groenlandia que es más grande que París

¿Qué pasó?

#ElTiempoCHV explica que se combinaron tres factores naturales para generar este sorprendente fenómeno.

1.- En esa zona de Norteamérica se han registrado hasta 40 grados bajo cero lo que provocó el congelamiento de sus ríos y lagos. Esas temperaturas han comenzado a subir lo que provoca que el hielo se rompa bruscamente agitando las aguas.

2.- El paso de un sistema frontal, con muy baja presión, generó un aumento en el nivel del agua en ciertos puntos de los lagos. Entonces, los bloques de hielo de las zonas con mayor volumen se desplazaron hacia los sectores menos densos provocando una acumulación de hielo.

3.- Vientos con rachas cercanas a 120 kilómetros por hora empujaron los bloques de hielo provocando este insólito “tsunami”.

 

Tags:

Deja tu comentario