Getty Images

Los masivos focos de incendio y las altas temperaturas llevaron a las autoridades australianas a declarar estado de emergencia en la ciudad de Nueva Gales del Sur, ubicado en Sydney, capital de Australia.

Los focos de incendio han provocado la formación de una nube de humo tóxica que ha irrumpido en la capital australiana y que podría producir una “emergencia de salud pública, según alertan las organizaciones médicas.

Gladys Berejiklian, primera ministra de este estado, señaló que la determinación se toma por “condiciones meteorológicas catastróficas”.

La declaración de emergencia se da luego de que el pasado martes Australia registrara una de las mayores temperaturas en la historia de ese país, donde el termómetro llegó a los 40,9°C, superando a lo inscrito en 2013 cuando se alcanzaron 40,3%°C, según información de la Oficina de Meteorología.

Lee también: EE.UU: Cámara de Representantes aprueba juicio político contra Trump

Otra de las zonas que se encuentra en alerta es Harbour City, ya que también está amenazado por el alcance del fuego, mientras que Penrith se encuentra en la mira de las autoridades debido a que se espera que las temperaturas en ese lugar suban a 44°C.

Actualmente son 2.000 bomberos, ayudados por militares y equipos provenientes de distintos sectores del país, los que están trabajando para frenar el devastador efecto de las llamas en las áreas de emergencia.

Tags:

Deja tu comentario