{"multiple":false,"video":{"key":"oUTFEZjPi7","duration":"00:02:55","type":"video","download":""}}

El pasado 6 de abril la cancillería chilena confirmó la muerte de la joven tatuadora chilena, Macarena Poblete (35), quien estuvo desaparecida por 4 días en Waikiki, Hawái.

La mujer fue encontrada muerta en las escaleras del edificio donde vivía, luego que se creara una amplia campaña a través de redes para hallarla.

Lee también: Confirman muerte en Hawaii de famosa tatuadora chilena

Ahora, tres meses después, recién fue entregado el informe de autopsia a la familia, el cual indicaba que la causa de muerte fue por ahorcamiento.

“Hasta este momento no habría intervención de terceros. En ese aspecto, a nosotros nos deja más interrogantes que certezas”, declaró la abogada de la familia.

Días antes de su desaparición y mediante una transmisión en vivo, la joven relató que había sido víctima de violencia por parte de su esposo, con quien tuvo dos hijos. Uno de 2 años y otro de 10 meses.

Respecto a esto último es donde más preocupación ha mostrado su familia. Luego de su fallecimiento, no han podido tener contacto con el padre de los menores, ya que este cortó todos los canales de comunicación.

“De verdad que para mí es muy complejo todo y doloroso. Ya sabemos lo que dio la autopsia, pero falta el informe policial y ese dará todo lo que está por ahí”, contó Alejandrina Duarte, madre de Macarena.

Cabe recordar que cuando la madre fue a buscar el cuerpo de su hija, se encontró con que el marido ya había ordenado su cremación.

Es por esto que ahora llevarán una solicitud al Departamento de Niños y Familias en Estados Unidos para que sigan el caso.

Tags:

Deja tu comentario