Foto: Agencia Uno

A dos semanas de su visita técnica a Chile, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronunció oficialmente sobre la crisis que se vive en el país desde mediados de enero.

Por medio de un comunicado publicado este viernes, el CIDH expresó su condena al uso excesivo de la fuerza en el marco de las protestas sociales y manifestó su «grave preocupación» por la cantidad de denuncias de violaciones a los derechos humanos que han sido recibidas por órganos estatales desde el inicio de las movilizaciones.

Lee también: Fonoaudiólogos rechazan incorporación de disuasivos acústicos en protestas: Pueden causar un daño auditivo “irreversible”

En el texto señalan que, en el monitoreo que se ha realizado en estas semanas, la CIDH ha recibido información relacionada con torturas, violencia sexual, tratos crueles, inhumanos y degradantes durante las detenciones. Ante esto, la entidad decidió crear una Sala de Situación de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI) para monitorear y dar respuesta a la situación de DD.HH. en el país.

Según los datos recolectados, la cifra de víctimas mortales asciende a 26, de las cuales al menos 5 habrían sido por acción de agentes del Estado y dos bajo custodia del Estado en comisarías de Carabineros.

«La CIDH llama a que las autoridades ordenen el cese inmediato del uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado. Al respecto, la CIDH recuerda que la actuación de Carabineros de Chile en el mantenimiento del orden público debe estar en estricto apego a los estándares internacionales de derechos humanos que rigen el uso de la fuerza bajo los principios de excepcionalidad, proporcionalidad y absoluta necesidad», indica el comunicado.

Asimismo, hace un llamado a la sociedad chilena «a entablar un dialogo efectivo y inclusivo para abordar las demandas legítimas de la población, con el máximo respeto a los Derechos Humanos y en el marco democrático del Estado de Derecho. En ese sentido, la Comisión saluda a los esfuerzos de convocarse a una nueva Constitución».

El informe se suma a los entregados por Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW), los que coincidieron en criticar el uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones en Chile, que comenzaron el pasado viernes 18 de octubre.

Tags:

Deja tu comentario