Foto referencial

Frecuente necesidad de orinar, flujo débil, goteo o imposibilidad de vaciar la vejiga son algunos de los síntomas que conlleva el crecimiento de próstata o hiperplasia prostática benigna, condición que le ocurre a la gran mayoría de los hombres después de los 50 años y que actualmente puede resolverse con una nueva técnica quirúrgica.

“Se trata de la enucleación prostática, procedimiento láser mínimamente invasivo que se realiza a través de la uretra y es especialmente ventajoso en pacientes con próstatas voluminosas, evitando realizar una cirugía abierta”, explica el doctor Juan Carlos Román, urólogo de Clínica Bupa Santiago.

Aunque no todos los pacientes son partidarios a este tipo de intervención, para quienes está indicada esta técnica tiene ventajas como que no requiere incisión, permitiendo una recuperación rápida y menor sangrado.

Lee también: Pediatra sobre la disminución de los controles en niños: “Los procesos de crecimiento y desarrollo pueden verse comprometidos”

“Normalmente, un paciente operado debe estar 7 días con sonda vesical y hospitalizado, con esta técnica se reduce a un día”, detalla el especialista.

Asimismo, Román sostiene que el postoperatorio de esta cirugía tiene un escaso dolor y alta al día siguiente de la intervención. “En Clínica Bupa Santiago contamos con un láser de última generación para la realización de esta técnica, así como con un equipo de especialistas altamente capacitado para entregar la mejor atención a nuestros pacientes”, agrega.

Tags:

Deja tu comentario