{"multiple":false,"video":{"key":"czsXsbr54Yx","duration":"00:04:28","type":"video","download":""}}

El incendio que afecta a la comuna de Quilpué en la Región de Valparaíso consumió más de 3.200 hectáreas y destruyó seis viviendas. Un siniestro que aún no es controlado, ya que al menos dos focos se mantienen activos y amenazantes con su desplazamiento.

Por ello, el intendente Jorge Martínez hizo un llamado a que las familias que han sido evacuadas no regresen a sus casas, ya que el incendio continúa siendo de alta peligrosidad, obligando al despliegue de más de 40 carros de Bomberos y más de 30 aeronaves especializadas.

Lee también: Ministro Ward compromete ayuda a familias afectadas por incendio en Quilpué: “No los dejaremos solos”

Otro factor que podría afectar al combate de las llamas es el conocido 30-30-30. Y que establece que con vientos mayores a 30 km/h, temperaturas por sobre 30°C y una humedad menor al 30%, son las condiciones propicias para que se genere un incendio forestal.

Sin embargo, según explicó el meteorólogo Eduardo Sáez, es diferente a cuando un siniestro ya está desatado, ya que en ese caso el viento es el factor principal que afecta a su propagación.

Lee también: No está nublado: Humo de los incendios en Quilpué llegó hasta la Región de Atacama

De acuerdo con las condiciones climáticas actuales, durante la tarde se han registrado ráfagas de 20 km/h, las cuales podrían llegar a 40 ó 60 km/h en el atardecer, con un flujo de sur a norte que provocará que las columnas de humos se desplacen hacia la zona norte del país.

En este momento, indicó, están las condiciones propicias para controlar el fuego. Una situación que podría variar con el paso de las horas, considerando el aumento de viento.

Asimismo, la temperatura máxima para este sábado en Quilpué es de 27 °C. Y para mañana se espera una máxima de hasta 32°C.

Tags:

Deja tu comentario