La inseguridad y esperanza son las sensaciones que más aseguran sentir las personas que fueron parte del estudio realizado por la empresa Bare International, que hizo una medición de la situación actual del país, analizando sensaciones, propuestas para terminar con la crisis y el tipo de participación que ha tenido la población en el movimiento.

El estudio demostró que la sociedad chilena, en la actualidad, tiene una combinación de emociones, que a pesar de la inseguridad que genera las constantes manifestaciones, sigue sin perder la esperanza de obtener un futuro mejor en el país.

Es así como los sentimientos que más priman son el de inseguridad (42%), esperanza (35%), ansiedad (28%), frustración (22%). Entre las sensaciones menos elegidas están las de alegría (6%) e indiferencia (1%).

Sobre el apoyo que recibe el movimiento, el estudio segmentó por zona geográfica, donde aparece que el mayor respaldo está en la zona norte del país con un 57%. También lo hizo por sexo, dando como resultado que entre las mujeres el apoyo es de un 52% y entre los hombres es de un 45%.

Lee también: Acuerdo por una nueva Constitución: Hoja en blanco, quórum de 2/3 y plebiscito de entrada en abril 2020

En cuanto al grupo etario, el que más apoya es el que contempla las edades de entre 45 y 54 años (61%).

Posibles soluciones

El estudio midió, además, la forma de participación en las distintas manifestaciones. El 51% de aquellos que se manifiestan lo realizan a través de una sola manera (como marchas o cacerolazos) , mientras que un 33% opta por una combinación donde la más popular es marchas y cacerolazos. Tan sólo un 14% utiliza tres o más formar para expresar su opinión.

Uno de los datos más reveladores es la sensación que la gente mantiene sobre la duración del movimiento, donde el 67% cree que se extenderá por más de un mes y sólo un 4% cree que seguirá por sólo una semana.

Lee también: Diputados oficialistas y de oposición firmaron carta para ministro Briones por aumento de pensiones básicas

Sobre qué tiene que ocurrir para que se deponga el movimiento, el 59% de los encuestados cree que el gobierno debe plantear soluciones concretas, con plazos concretos, pero sobre todo expeditos, cuya implementación sea rápida ya que no existe confianza en que las instituciones tengan en consideración el bienestar de los habitantes del país.

El resto de las opiniones se dividen en las opciones que incluyen lo siguiente:

  • Una Nueva Constitución: 7%
  • Reforma Constitucional: 6%
  • Definir líderes para negociar: 6%
  • No cree que sucedan cambios: 4%
  • Desgaste del movimiento: 4%
  • Cambio en el modelo político: 4%
  • Renuncia del presidente: 2%
  • Mayor presión social: 2%
  • Asamblea Constituyente: 2%
  • Plebiscito: 1%
  • Paralización total: 1%
Tags:

Deja tu comentario