Nacional - Celular

Desechos electrónicos en Europa es diez veces el volumen de los exportados

El estudio estima que 1,3 millones de toneladas de productos electrónicos desechados partieron en exportaciones mixtas indocumentadas.

Desechos electrónicos en Europa es diez veces el volumen de los exportados
  • Enlace copiado

La mala gestión de los desechos electrónicos en Europa implica un volumen diez veces mayor que el envío de los desechos electrónicos a costas extranjeras en exportaciones indocumentadas, según una investigación exhaustiva de dos años de duración sobre el funcionamiento del mercado de la electrónica utilizada y desechada.

Este proyecto financiado por la Unión Europea, llamado Contra el Comercio Ilegal de los Desechos de Equipos Eléctricos y Electrónicos, se llevó a cabo por la INTERPOL, la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), el Instituto de Investigación sobre Justicia y Delincuencia Interregional de Naciones Unidas, el WEEE Forum, Cross Border Research Association, Zanasi & Partners y Compliance and Risks.

El proyecto encontró que en Europa sólo el 35 por ciento (3,3 millones de toneladas de 9,5 millones de toneladas) de dispositivos electrónicos usados (pero aún en funcionamiento) y residuos electrónicos y equipos eléctricos desechados por las empresas y los consumidores en 2012 terminó en los sistemas oficiales de recolección y reciclaje.

Los otros aparatos electrónicos desechados -6,2 millones de toneladas en total- fueron exportados, reciclados en condiciones que no cumplen la legislación o simplemente arrojados a los contenedores de residuos.

El estudio estima que 1,3 millones de toneladas de productos electrónicos desechados partieron de la UE en exportaciones mixtas indocumentadas, de las cuales aproximadamente el 30 por ciento (alrededor de 400.000 toneladas) fueron desechos electrónicos; y el 70 por ciento, equipos en funcionamiento.

Más de diez veces las 400.000 toneladas de residuos electrónicos exportados, es decir, alrededor de 4,7 millones de toneladas, fueron mal administradas o comercializadas ilegalmente dentro de la propia Europa. Incluso, la investigación encontró que en los pocos estados miembros de la UE con sistemas sólidos y efectivos de presentación de informes, seguimiento de los esfuerzos de descontaminación y las condiciones de tratamiento de calidad no siempre se ponen en marcha.


  • Enlace copiado
Lo más visto