Con un total de 20.498 votos, equivalentes al 4,49% del total de sufragios, la siquiatra María Luisa Cordero fue elegida por la ciudadanía como diputada electa por el distrito 10, que es integrado por las comunas de Santiago, Ñuñoa, Providencia, La Granja, Macul y San Joaquín.

La doctora fue como independiente con cupo de RN a los comicios, logrando su cometido tras anteriormente no lograr entrar a la Convención Constitucional, cargo al que postuló en mayo pasado.

Tras ser notificada de que integrará el Congreso desde marzo del 2022, Cordero confesó que la primera felicitación al día siguiente la recibió de la parlamentaria Pamela Jiles, quien fue reelegida en el cargo por el distrito 12 de la Región Metropolitana.

Lee también: Los 10 famosos y famosas que apoyan a Gabriel Boric de cara a la segunda vuelta

“La primera bienaventuranza la recibí de ella. Nosotras trabajamos juntar en Primer Plano y ese día terminamos riéndonos por teléfono”, confesó en entrevista con Las Últimas Noticias.

En cuanto a cómo prevé su trabajo legislativo, la ex panelista de televisión recalcó que “así como lidié con pacientes con locura por qué no voy a poder dialogar con parlamentarios”, enfatizando en que pretende integrar la Comisión de Salud de la Cámara Baja y que uno de sus primeros proyectos será aumentar las camas siquiátricas en el sector público.

Por otro lado, Cordero es operada de la cadera y anticipó que tendrá dificultades para trasladarse a Valparaíso. Debido a esto, espera que en algunos momentos se le permita participar de sesiones por Zoom.

Lee también: Famosos votaron entre risas y selfies en las elecciones de este domingo

“Creo que (con teletrabajo) se le ahorra harta plata al Estado chileno. Sería interesante que nos pusiéramos de acuerdo para que algunos diputados vayan a la sala unas semanas, y otros estén en teletrabajo otras semanas”, señaló.

Finalmente, admitió tener “chapa de delincuente como la vieja de las licencias”, haciendo referencia a la denuncia que tuvo en su contra y que provocó su expulsión del Colegio Médico (Colmed) en 2004.

“Lo que me hicieron fue un montaje y una venganza política hecha por ciertas personas para que yo quedara como una vieja sinvergüenza, porque en el gobierno de Ricardo Lagos le daba como tarro a él y ahora sale apoyando a (Gabriel) Boric. Lo cierto es que Lagos dejó clavados a un montón de chilenos con el famoso CAE”, comentó.

Tags:

Deja tu comentario