agencia uno

La jornada de este jueves se realizó la séptima Cuenta Pública del Congreso Nacional, instancia en la que el presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Diego Paulsen, y la presidenta del Senado, Yasna Provoste, dieron a conocer públicamente los hechos, procesos legislativos y momentos que marcaron al poder Legislativo durante el último año.

La actividad, que se realizó en el Salón de Honor del edificio ubicado en Valparaíso, así como también vía remota debido a la pandemia del coronavirus, contó con la participación del presidente Sebastián Piñera, así como también la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncón, entre otras autoridades y personeros políticos.

Leer también: Votación o patrocinios: La discusión sobre cómo se ampliará la mesa directiva en la CC

Los discursos de ambas autoridades tuvieron puntos en común, como lo son la crisis que ha ocasionado la emergencia sanitaria, el proceso constituyente, las elecciones de los últimos meses, el estallido social, violaciones a los derechos humanos y los hechos de violencia ocurridos en la región de La Araucanía y sus alrededores.

Discurso de Yasna Provoste

La senadora de la Democracia Cristiana (DC) comenzó su relato refiriéndose a la situación de la crisis sanitaria y las víctimas del coronavirus, así como también críticas hacia el Ejecutivo sobre el manejo de la pandemia y sus temas derivados. “Lo dijimos en su momento y lo reiteramos hoy: más que entender la realidad, el buen gobierno tiene que administrar y gestionar iniciativas para resolver los problemas de la gente. Sin embargo, le ha costado entender la gravedad de los problemas que viene sufriendo la población”, expresó la parlamentaria.

Posteriormente, comentó el “amplio arco político” que se generó durante la tramitación de los tres proyectos de retiro de fondos previsionales de las AFP. No obstante, recalcó que las medidas “producirán un efecto en el futuro de las ya malas pensiones que ofrece el fracasado sistema de AFP. Sin embargo, el debate público, teñido por un discurso oficial que presagiaba el derrumbe económico del país, demostró ser no más que una controversia sobre-ideologizada”.

“Podría decir, sin temor a equivocarme, que, de no haber sido por estos tres retiros, las personas y los hogares no habrían podido hallar alivio a los apremios de la crisis, y la ingobernabilidad política se habría hecho insostenible”, añadió.

La Araucanía, Carabineros y estallido social

Otro de los aspectos que Provoste abordó fue la violencia en La Araucanía, señalando que “no nos puede dejar indiferentes, pues hay víctimas inocentes, inermes y no causantes de los conflictos ocasionados”.

“El Estado de derecho no se puede inhibir de su función de proteger a las personas y comunidades. No es tolerable la disputa del monopolio del Estado sobre el uso de las armas. No es aceptable la violencia ni el descrédito de las instituciones, tampoco lo es criminalizar legítimas demandas de nuestros pueblos originarios, cuando procuramos resolver nuestras diferencias en una Convención Constitucional legítima, democrática y mandatada por la ciudadanía”, continuó.

Luego de afirmar que “el país no puede esperar hasta el año 2027 una reforma profunda de Carabineros”, la presidenta del Senado dijo, en referencia al proyecto de indulto para las personas detenidas tras el estallido social, que “no debemos temer al debate parlamentario”.

Bajo ese punto, la senadora también afirmó que “Chile tiene una gran deuda en cuanto a las graves violaciones a los derechos humanos realizadas por agentes del Estado durante las manifestaciones”.

“Las hasta ahora poquísimas sentencias condenatorias no se explican por la ausencia de evidencias, sino por una respuesta tardía y débil de las instituciones llamadas a hacerse cargo de la demanda de verdad y justicia”, agregó.

Al respecto, Provoste dijo que “se ha hecho imprescindible como lo ha planteado el senador Pedro Araya, presidente de la comisión de Constitución, la creación de una comisión para la Verdad y la Reparación, que pueda aclarar de manera ágil y certera con claridad la magnitud, entidad y calificación de las violaciones ocurridas, y la situación de las víctimas y proponer las reparaciones debidas”.

Finalmente, la parlamentaria mencionó que en los próximos días presentarán una propuesta para lograr “implementar un sistema de educación en parte presencial y en parte a distancia, durante un largo tiempo”.

Para conseguirlo es fundamental diseñar estrategias integrales que le den viabilidad y realidad a la presencia en aulas, y para vigorizar y hacer posible la educación a distancia”, señaló.

Discurso de Diego Paulsen

Por su parte, el diputado de Renovación Nacional (RN), junto referirse a la crisis sanitaria y lamentar el fallecimiento de personas producto del coronavirus, agradeció a los municipios que han apoyado las gestiones locales para enfrentar la pandemia, así como también a las Fuerza Armadas y de Orden y Seguridad Pública; y a los medios de comunicación.

Luego, el parlamentario hizo un repaso por los proyectos y trámites legislativos que se han realizado en el último año, destacando, además, el trabajo de los funcionarios del Congreso para el desarrollo de estos debido a la emergencia de salud por la que atraviesa el país.

Además, Paulsen señaló que “como Corporación nos hemos propuesto abrir los espacios de debate legislativo, escuchar inquietudes ciudadanas, acercar nuestro trabajo a las personas. Por ello, nos alegra que, del total de participación en comisiones, un 47% sea representantes de la sociedad civil, seguido de un 30% por el Ejecutivo, entendiendo su rol de colegislador”.

Llamado a defender la democracia

Además, el presidente de la Cámara Baja dijo que, como entidad, “conscientes del momento histórico que estamos viviendo, desde el primer día dispusimos todos los medios necesarios para facilitar que la Convención Constitucional pueda funcionar de la mejor manera. Pusimos a disposición nuestra infraestructura del Congreso en Santiago, para que esta discusión constitucional se llevara a cabo a la altura del momento republicano que involucraba para el país”.

Respecto a la situación en el sur del país, el diputado dijo que “no podemos aceptar la ley de empate. Quienes comparan los distintos hechos violentos en La Araucanía y los asimilan como parte de la reivindicación mapuche, no sólo buscan justificar la violencia y el amedrentamiento en una región que desea y tiene el derecho a vivir en paz y libertad, sino que les hacen un flaco favor a las legítimas demandas que tienen nuestros pueblos originarios y han levantado hace años”.

Finalmente, el parlamentario hizo un llamado “a que defendamos la democracia entre todos. Fortalecer el Estado de derecho, la división de poderes, el pluralismo y la participación ciudadana. No debemos abrirle la cancha a los proyectos intolerantes y anti-democráticos, vengan de donde vengan”.

Tags:

Deja tu comentario