{"multiple":false,"video":{"key":"cztwOKkHiFe","duration":"00:01:08","type":"video","download":""}}

La investigación contra Martín Pradenas por el suicidio y abuso sexual de Antonia Barra se amplió por 120 días más, luego de que se lograra encontrar un elemento clave.

Se trata de la aparición del teléfono celular del detenido en la cárcel de Temuco bajo prisión preventiva.

Este dispositivo móvil había sido declarado como destruido por Paola Dürr, la madre del individuo. “De pronto me vino mucha angustia y rabia y en un acto de arrebato, tomé el teléfono de Martín y lo tiré al suelo, lo pisé y rompí”, sostuvo en su momento.

Lee también: Teoría de secuestro de Tomás Bravo: ¿Cuáles son las sanciones para la sustracción de menores?

Este teléfono habría sido el utilizado por Pradenas para, según contó Barra, amenazarla una vez ella denunció a su círculo más cercano del presunto abuso sexual. 

«Acá se demuestra el ocultamiento de información y declaraciones falsas de la defensa. El celular es clave en esta investigación y fue declarado destruido, lo que es muy grave», dijo el abogado de la familia, Roberto Celedón, según consignó Cooperativa.

Este viernes la Corte Suprema deberá resolver la presentación del recurso de amparo interpuesto por la defensa de Pradenas, con el objetivo de terminar con la medida cautelar.

Tags:

Deja tu comentario