{"multiple":false,"video":{"key":"co6kDczKAFIuchvn6627","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Esta iniciativa , que considera una inversión total superior a los 558 mil millones de pesos para los próximos cuatro años, comenzará a aplicarse desde este año con el objeto de entregar un mejor servicio a los usuarios, con menores tiempos de viaje y menores niveles de evasión.

En la oportunidad, el ministro Gómez-Lobo recalcó que el sistema de transporte público de Santiago es fundamental en la vida millones de ciudadanos, dado que entre buses de Transantiago y Metro, el sistema moviliza a más de cinco millones de personas en un día laboral.

Por eso, “una de nuestras prioridades como Gobierno es incentivar el uso de transporte público y mejorar la calidad de servicio que se entrega a los usuarios porque con esto estamos también mejorando su calidad de vida”, enfatizó.

La autoridad agregó que “realizar esfuerzos, por ejemplo, para disminuir los tiempos de viaje de los usuarios de transporte público, permite a las personas contar con más tiempo para disfrutar de sus familias, lo que para nosotros es fundamental”.

El plan de mejoramiento para el sistema de transporte público anunciado hoy, se estructura en las siguientes líneas de acción: calidad de servicio e información al usuario; infraestructura; integración y monitoreo; y el control a la evasión.

Calidad de Servicio

Una prioridad será dar solución a problemas recurrentes de Transantiago, a través de la incorporación de mejoras a los 10 servicios que presentan la mayor cantidad de problemas operacionales en sus servicios durante este año. Se implementará también un programa especial de fiscalización a los aspectos más denunciados por los usuarios, como la no detención en paradas o la presencia de buses en tránsito, debiendo estar en servicio.

Adicionalmente, desde el segundo semestre de este año se intervendrán zonas donde la operación del sistema sea deficiente. Para esto se enviará equipos a terreno, que se encargarán de desarrollar soluciones prácticas y de rápida ejecución para mejorar el servicio a los usuarios.

Con la finalidad de potenciar la regularidad de los buses de Transantiago, durante este año se realizará un plan piloto con algunos servicios nocturnos, de domingo y festivos, a los que se les definirá un itinerario específico de pasadas en cada parada.

Con el objeto de asegurar un adecuado mantenimiento de la flota, se realizará un plan especial de fiscalización del estado de los 1.500 vehículos más antiguos del sistema. Esto se suma a la modificación del manual de revisión técnica, con el fin de especificar los aspectos que deben verificarse en las plantas revisoras de buses.

Este esfuerzo será potenciado, en los próximos días, con la incorporación de 24 nuevos buses al sistema.

Para hacer más expedito el proceso de pago y contribuir a la disminución de la evasión, durante este año se iniciará un plan piloto con 7 zonas pagas móviles, en coordinación con las empresas operadoras, para aplicar este sistema de manera continua en las zonas en que se requiera.

También se mejorará la información disponible para los usuarios. Para esto, durante este año se realizará un plan piloto en 300 buses, incorporando a bordo información sobre paradas y recorridos, para ampliar, en el mediano plazo, este mecanismo de información a una mayor cantidad de vehículos.

Además, desde el próximo año se implementará el sistema de información a usuarios en los soportes disponibles en las Estaciones de Metro, con información sobre los servicios de buses, con el objeto de facilitar la integración entre ambos modos de transporte.

Otro objetivo prioritario es dotar al sistema de más y mejores conductores. Para esto, se iniciará este año un proceso de reconocimiento a los conductores que tengan un buen desempeño y, en 2015, se iniciará un proceso de certificación y capacitación de conductores profesionales, generando además nuevas y mejores plazas de trabajo para ellos.

Se busca también reconocer a los usuarios responsables, que pagan regularmente su pasaje a través de la tarjeta BIP. Para esto se creará el “Club BIP!”, que incorporará una serie de beneficios y descuentos para los usuarios frecuentes, lo que será apoyado con un sitio web interactivo.

A estas medidas se suman iniciativas que buscan incorporar el uso de tecnología para mejorar la experiencia de viaje de los usuarios, como la incorporación de WiFi –a través de un plan piloto que se iniciará en junio- en 10 buses de Transantiago, para luego ir ampliando el servicio al resto de la flota de buses y el desarrollo de una plataforma tecnológica que permita a los usuarios de Transantiago ingresar sus reclamos y sugerencias.

Asimismo serán reforzadas con campañas educativas y comunicacionales que impulsen el buen uso del sistema de transporte público, como capacitaciones en colegios y entrega de material gráfico e informativo en terreno. Para mejorar la experiencia de viaje de los usuarios, se impulsará el desarrollo de intervenciones artísticas en paraderos y musicales en los buses.

Infraestructura

Con el propósito de incentivar el uso de transporte público, de manera complementaria a los trabajos de extensión de Metro en los que estamos trabajando, se desarrollará un plan de priorización de infraestructura para buses, a través de 40 nuevos kilómetros de corredores de alto estándar en los próximos 4 años y, de esta forma, contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Santiago. Esto es relevante si se considera que entre 2010 y 2013 se construyeron sólo 4,8 kilómetros de corredores.

Así, durante el segundo semestre de 2014, se licitará el tramo Matta – Rodrigo de Araya del corredor Vicuña Mackenna y se iniciarán las obras en el tramo entre Vicente Valdés – Mirador Azul. También se avanzarán también en los trabajos de los ejes Dorsal, Rinconada de Maipú, Matta (Quilicura) y Santa Rosa (Intermedio y Sur Extensión), con lo que se otorgará una mayor conectividad a los vecinos de Bajos de Mena, en Puente Alto.

Durante el segundo semestre de 2015 se concluirán los estudios de ingeniería básica del corredor Alameda – Providencia, de ingeniería de detalle de Independencia y el Anillo Intermedio.

Este trabajo se complementará con medidas de gestión que permitan mejorar la operación del transporte público, como la implementación de 7,5 nuevos kilómetros de pistas solo bus por año, incorporando el uso de cámaras de fiscalización, entre 2014 y 2015. Luego, se espera implementar 10 kilómetros de vías exclusivas por año a partir de 2016.

Paralelamente, se intervendrán los ejes de transporte público que registran peores índices de velocidad. Este trabajo se iniciará este año con la intervención, con medidas de gestión, de la Avenida Los Leones.

Entre fines de este año y principios de 2015 se licitarán las obras de mejoramiento de 10 puntos clave que presentan infraestructura en mal estado y otros problemas.

También se intervendrán avenidas importantes para el funcionamiento del transporte público como Pedro Fontova y Santa Rosa. En el primer caso, se iniciarán los trabajos para ampliar esta avenida, mejorando la conectividad para los usuarios de transporte público. Además, se iniciarán los trabajos de mejoramiento de Santa Rosa.

En el centro de Santiago, en tanto, se desarrollará un plan de priorización del transporte público, lo que permitirá mejorar la operación de los buses en el casco histórico de la ciudad, a través de obras de mejoramiento en calles como Compañía, Mc-Iver y San Antonio, consolidando una red de ejes de uso exclusivo para el transporte público en el perímetro céntrico.

Con el objeto de mejorar la calidad del servicio disponible para los usuarios, se licitará en una primera etapa la construcción de nuevas estaciones de prepago, cuyas obras se iniciarán en 2015; se desplegará una nueva gráfica informativa en un 30% de las paradas existentes; y se mejorará el estándar y funcionamiento de los terminales y depósitos de buses de Transantiago.

Integración y fiscalización

Durante este período implementaremos una integración progresiva de los servicios de trenes urbanos a Transantiago, tanto en la operación y terminales como en el medio de pago. El primer paso será avanzar en el desarrollo de la plataforma tecnológica que permitirá la integración tarifaria y física del Metrotrén a Nos con buses y Metro.

Se avanzará también en la conexión del Aeropuerto de Santiago con el centro de la ciudad, a través de buses de transporte público. Para esto, se está incorporando en las exigencias de concesión del Aeropuerto Internacional de Santiago la obligación de habilitar el acceso y plataforma de transbordo para buses de Transantiago.

El Plan busca también avanzar en el incentivo del uso de la bicicleta, por lo que se implementará un plan piloto que permitirá acceder al sistema de bicicletas públicas usando la tarjeta BIP!

Con el objeto de mejorar los mecanismos de control y fiscalización de buses en las calles, se implementará un plan de modernización del Centro de Monitoreo de Buses (CMB) para dotarlo de nuevas herramientas tecnológicas e integrar su trabajo con el de las empresas concesionarias, Metro, Fiscalización y UOCT.

Tags:

Deja tu comentario