agencia uno

En el marco de la pandemia del coronavirus que enfrenta nuestro país y el mundo, diversas han sido las dificultades de los más pequeños del hogar a la hora de ponerse al día con las clases online.

Es por ello que una de las recomendaciones apoyada por expertos internacionales y por Cristóbal Cobo, especialista senior en educación del Banco Mundial, es tan simple como que los profesores se pongan en los zapatos de sus alumnos.

A través del seminario “Aprendiendo en tiempos híbridos, lo que sabemos que funciona”, organizado por la plataforma desarrollada por la Fundación REimagina, aprendoencasa.org, expertos abordaron los principales problemas y brechas existentes en la nueva modalidad de las clases en línea.

Lee también: Estudiante asiste a clases online bajo la lluvia: Su mamá sostiene un paraguas para que no se moje

De acuerdo a Cobo, obligar a los estudiantes a exponerse constantemente a la cámara de un dispositivo podría “llegar a vulnerar situaciones de intimidad, donde a lo mejor los estudiantes no quieren mostrar el contexto en que viven”.

Por ello, durante su exposición subrayó la importancia de la extensión de las sesiones, que a su juicio no debiesen sobrepasar los 20 minutos, ya que la atención de los estudiantes es un recurso limitado.

“Las investigaciones nos muestran una y otra vez que a videos educativos largos, atención corta. Puede ser de enorme importancia generar pausas, generar espacios de no consumo de contenidos”, explicó.

En ese sentido, durante esas pausas los profesores deben priorizar “cuáles contenidos o materias son fundamentales y cuáles son complementarios” ya que “no es necesariamente efectivo querer traer la misma carga curricular de la experiencia presencial a la experiencia remota o híbrida”. 

Finalmente, el experto destacó la integración de nuevas tecnologías para así cumplir con los objetivos de aprendizaje de los respectivos planes educaciones del país, sin embargo, este recurso no sería el más importante.

“Ni la dotación ni el uso de una determinada tecnología es una condición suficiente para asegurar el aprendizaje. La efectividad de la tecnología en el aprendizaje dependerá de una serie de factores, no únicamente tecnológicos, hay factores vinculados con el uso pedagógico, así como el contexto que resultan determinantes”, explicó.

Tags:

Deja tu comentario