{"multiple":false,"video":{"key":"b46YFyeGLX","duration":"00:00:58","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Descartan que Papa Francisco tenga Coronavirus (00:58)

La Red Laical de Valparaíso expresó sus críticas y malestar ante el nombramiento del sacerdote Gonzalo Bravo Álvarez como nuevo obispo para la diócesis de San Felipe.

A través de un comunicado, desde la organización lo acusan de encubrir los abusos sexuales cometidos por otros presbíteros de los que era cercano.

“Gonzalo Bravo Álvarez fue durante todo el gobierno del obispo Gonzalo Duarte su estrecho colaborador en el gobierno y las finanzas de la diócesis. Duarte ha sido reiteradamente denunciado, por ex seminaristas de Valparaíso, de acoso sexual y encubrimiento de abusos sexuales“, señalan.

Lee también: Walker y reducción en oferta de legumbres: “Esta situación se debiera estabilizar en los meses de invierno”

De este modo, indican que Duarte, “posteriormente, fue uno de los primeros obispos en ser cesados de su cargo luego del establecimiento de la comisión Scicluna”.

El texto incluye relatos como el de Mauricio Pulgar, quien fue víctima de abuso sexual, y quien señaló que “cuando quiso denunciar y pedir ayuda, esta fue la respuesta que recibió: ‘Pedí hablar con Gonzalo Duarte, pero su secretario Gonzalo Bravo lo impidió y Duarte se negó permanentemente'”.

“Por su parte, las víctimas de abuso de Jaime da Fonseca -presbítero de la diócesis de Valparaíso expulsado del clero por el Papa en 2019- denuncian a Gonzalo Bravo como uno de sus encubridores, obstaculizando la presentación de las denuncias”, continúan.

Lee también: Superintendente de Salud detalló los costos que puede llegar a tener una hospitalización por COVID-19

De este modo, afirman que “Bravo, mientras era secretario y colaborador del obispo Gonzalo Duarte, habría entonces ayudado al aumento de víctimas, a la gravedad de los daños causados contra las personas y a la dilatación de la impunidad y la injusticia”.

Debido a lo anterior, desde la organización afirman que el nombramiento de Bravo “incurre en una abierta contradicción del compromiso papal de tolerancia cero con el abuso clerical”.

Solicitamos al Papa Francisco replantear esta decisión a la vista de los hechos expuestos por miembros del Pueblo de Dios como testigo, dado que no sería un bien para la Iglesia que el pbro. Gonzalo Bravo fuera ordenado obispo”, cierran.

Tags:

Deja tu comentario