{"multiple":false,"video":{"key":"oVIrP4JT9C","duration":"00:04:45","type":"video","download":""}}

Una condena transversal desde el punto de vista político ha tenido el ataque incendiario que se registró la madrugada del pasado jueves en Tirúa, Región del Biobío que terminó con dos personas fallecidas, entre ellas una adolescente de 16 años.

Las víctimas se encontraban dentro de una de las tres cabañas que fueron incendiadas por desconocidos en el sector de Manqueche, en la ruta P-72S. El ataque ocurrió cerca de las 04:00 am de este jueves, cuando un grupo de personas armadas atacaron y comenzaron a disparar hacia las cabañas, para posteriormente encenderles fuego.

Por ahora la policía se encuentra investigando nuevos detalles que darían cuenta de un posible ajuste de cuentas, ya que uno de los vehículos que fue encontrado siniestrado en la zona, habría participado de una balacera anteriormente. Debido a que los restos de los impactos de bala, similares a los que se eyectaron en el ataque, habrían quedado al interior de otro automóvil.

Lee también: Gobernador del Biobío exigió destitución del ministro Delgado tras ataque en Tirúa

Mientras que una de las tías de la adolescente que falleció en el incendio habló con CHV Noticias y pidió que las amigas de la menor de edad testificaran ante la justicia para saber lo que pasó. «A ella la invitaron a un paseo. Fueron sus amigas a la casa de mi hermana que iban a ir a un paseo y de ahí no supimos más», expresó la mujer.

La adolescente habría estado en compañía de cinco menores de edad entre los 14 y 15 años y se trasladó desde Temuco hasta la Región del Biobío. «No nos dijeron dónde era el paseo, no nos imaginamos nunca que iba a ser tan lejos. Lamentablemente a ella le dieron permiso y fue a un lugar que no correspondía», dijo.

«Pedimos justicia, que podamos saber qué fue lo que pasó (…) Lo único que pedimos es que sus amigas por favor nos puedan aclarar y testificar lo que pasó», agregó.

Además, aseguró que luego del ataque, la familia no tuvo acceso al cuerpo, que ahora se encuentra en el Servicio Médico Legal de Concepción. «Estaba botada en un campo. La tenían ahí tapada y nosotros no tuvimos acceso a ella, no nos dejaron verla», dijo.

Lee también: Tras muerte de adolescente en Tirúa: Patricia Muñoz pide que Interior transparente las acciones que se ejecutan en la zona

Mientras la policía se encuentra investigando el hecho, la situación ha calado en el Gobierno, ya que el gobernador del Biobío, Rodrigo Díaz pidió la renuncia del ministro del Interior. «Al nivel de violencia y de desgobierno que hemos llegado en esas zonas del país es nunca visto», dijo en entrevista con CNN Chile.

Por su parte, Rodrigo Delgado hizo un llamado a la «prudencia y colaboración» y descartó la tesis de una reivindicación territorial. «Se descarta que esto sea un hecho de reivindicación territorial, que sea un hecho de violencia rural. Estamos en presencia de un hecho policial que ocurre lamentablemente a lo largo de Chile durante todos los días», zanjó.

Tags:

Deja tu comentario