Referencial

Una tremenda noticia fue la que recibió una madre, luego que la Corte de Apelaciones de Talca acogiera la demanda que presentó contra el Hospital de Linares, debido a una grave negligencia que cometieron con su bebe recién nacido, quien falleció tras el parto.

Te puede interesar: Joven acusa negligencia médica luego que confundieran mordedura de araña de rincón con la picadura de un zancudo

El tribunal determinó que el establecimiento deberá pagarle a la mujer una suma de $100 millones, por los hechos ocurridos el 25 de abril de 2014.

Pero no será la única indemnización que recibirán. Debido a una nueva modalidad jurídica, la cual incluye una reparación económica por daño moral a los recién nacidos, deberán pagar $10 millones más, que corresponden al bebé, pero al no estar vivo los recibirá la madre.

Según el fallo de la corte, “es un hecho no desvirtuado que, el recién nacido, hijo de la demandante, fue objeto de un procedimiento de reanimación por una depresión respiratoria severa. Todos estos procedimientos intrusivos necesariamente produjeron sufrimiento en el menor, que se traducen en daños psicológicos”.

Lee también: Grave negligencia: Se iba a ligar las trompas de Falopio, pero se las cortaron y quedó defecando por la vagina

El monitor de latidos cardiofetales malo, a la madre la dejaron con una gasa en sus genitales tras el parto y que la anestesia fue puesta por una matrona y no por la anestesista, fueron los hechos que ocurrieron durante esa fatal jornada.

A pesar del dictamen, el hospital acudirá a la Corte Suprema donde ya presentó un presentó un recurso de casación.

Tags:

Deja tu comentario