{"multiple":false,"video":{"key":"crtXg4GKtSUqchvn30152","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Dicen que es pan de cada día. Que deben enfrentarse a diario a la ira de los pasajeros, algunos más osados que otros, y casi siempre debido al no pago del pasaje.

Esta vez un hombre, con toda desfachatez, grabó con su teléfono el cuestionable actuar en el que incurrió. Todo debido a la demora en la salida del bus en que viajaba, ya que fiscalizadores del Transantiago se encontraban comprobando la validación de las tarjetas Bip de los pasajeros.

“Para que me vay a preguntar a mí y sabí que no pagué. Andai puro sapeando a la gente humilde”, fue lo más suave que el pasajero le dijo al trabajador.

“Descarado, no piden permiso, llegan y pasan”, cuenta uno de los fiscalizadores, quien asegura que muchas personas ya se acostumbraron a no pagar, a pesar de tener dinero cargado en su tarjeta.

El lamentable hecho ocurrió en Avenida Santa Rosa, en uno de los recorridos de la empresa Su Bus. El afectado prefirió no dar su testimonio y la empresa aseguró que será reubicado por miedo a represalias.

Julio Toyos, gerente de Su Bus, expresó que “no es posible que un apersona que está haciendo su trabajo sea amedrentada por otra persona de esta manera”.

Al respecto y ante los repetidos casos de agresiones contra fiscalizadores del transporte público, el Gobierno anunció duras sanciones para quienes incurran en este actuar.

Paula Flores, Secretaria Ejecutiva del Programa Nacional de Fiscalización, señaló que “en el proyecto de ley de evasión incorporamos una sanción especial, que es similar a cuando una persona agrede o amenaza a un Carabinero”.

Las penas podrían llegar hasta los diez años de cárcel para quienes intenten agredir a un trabajador del transporte público.

Tags:

Deja tu comentario