VIDEO RELACIONADO - Carabineros dispersa a últimos manifestantes en Plaza Italia (1:28)
{"multiple":false,"video":{"key":"czozyIt2uIP","duration":"00:01:28","type":"video","download":""}}

Durante la jornada del 28 de octubre de 2019, en el pleno contexto del estallido social, la joven enfermera de 25 años, Natalia Aravena recibió el impacto directo de una lacrimógena y se convirtió en una más de aquellos que sufrieron traumas oculares durante las manifestaciones.

A tan solo horas, de que se cumpla un año del comienzo de las protestas, la joven hizo un llamado a través de las redes sociales para encontrar a los responsables. 

De acuerdo a la joven, el hecho ocurrió en las cercanías del teatro Normandie, ubicado en la calle Tarapacá de Santiago, cuando llegó a la manifestación que se realizaba con el objetivo de exigir salud de calidad y atención digna para todos, momento en el que recibió el impacto de la lacrimógena.

Luego del incidente, la joven recién titulada de enfermería afirmó que nunca perdió la conciencia y recuerda que fue auxiliada por un TENS. Posteriormente fue trasladada a la Posta Central y luego a la Clínica Indisa para ser operada, donde se le informó que había perdido su ojo derecho.

Lee también: Más de 1.200 personas se manifestaron en Plaza Italia en la antesala del 18-O

“Vi un cartel que decía ‘si no te duelen tus pacientes, no te mereces tu título‘. Me hizo mucho sentido, porque la salud en nuestro país no es igual para todos y yo conozco en directo las diferencias entre la salud privada de quienes pueden pagar y la salud pública, por eso quise manifestarme, simplemente por eso y ahora me falta un ojo”, contó Natalia a ADN Radio.

Con la campaña “Justicia para Natalia”, la joven busca testigos, fotos o vídeos que le puedan ayudar en el proceso judicial.

Tags:

Deja tu comentario