{"multiple":false,"video":{"key":"bJ1OjW","duration":"00:01:29","type":"video","download":""}}

La Red Nacional de Organizaciones Migrantes y Pro Migrantes, junto a las universidades de Chile y Abierta de Recoleta, lanzaron la campaña “La humanidad somos todes”, mediante la cual buscan generar conciencia sobre la situación de este segmento de la población frente a la pandemia de coronavirus.

A través de una serie de gráficas, material audiovisual y otras estrategias la iniciativa espera alertar sobre los riesgos a los que están expuestos las y los migrantes en el actual contexto, visibilizando la necesidad de un documento de identidad que permita desplazamientos, haciendo un llamado también a las autoridades sobre los discursos racistas y discriminadores en contra de esta población.

La campaña fue gestada por la Cátedra Racismos y Migraciones Contemporáneas de la U. de Chile, desde donde su coordinadora académica María Emilia Tijoux afirmó que piden a la autoridad “que cuiden el contenido de los discursos con los que se dirigen a las personas migrantes, principalmente porque esos discursos construyen sentido común”.

“También les pedimos que eviten la violencia que contienen sus discursos porque entre los contenidos y algunos conceptos que ocupan, están construyendo discursos de odio. Les pedimos que reflexionen, y si desean podemos reflexionar juntos y juntas, sobre el peligro que implica construir discursos de odio en una sociedad”, agregó la académica de la Universidad de Chile.

Lee también: Barriga y Monckeberg entregan kits de aseo en campamento de Maipú para combatir contagios

Por su parte, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, señaló que “el llamado al autocuidado es impracticable en los casos en que se debe salir a diario a trabajar para tener un sueldo. Muchos de los migrantes hoy están en las calles en labores comerciales, de aseo y limpieza, de cuidado de personas, de delivery, por lo mismo es necesario extender a ellos y ellas todas las medidas de resguardo de su salud, bienestar y derechos”.

Por otro lado, Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento de Acción Migrante (MAM) sostuvo que “con la pandemia se agudizan los casos de marginación, tales como las personas viviendo en irregularidad y en campamentos. Personas que tienen la imposibilidad de cumplir los requisitos que se están pidiendo para su protección porque no tienen las condiciones físicas -al vivir hacinados- o porque se ven en la obligación de salir a trabajar todos los días”.

Lorena Zambrano, coordinadora (s) de la Red Nacional de Organizaciones Migrantes y Pro Migrantes, afirmó que el gobierno “nos pone en una parada de alerta, una vez más hay descontento social y solo se está demostrando lo que hemos dicho: el Gobierno no está a favor de una migración, está a favor de una migración solamente enfocada en producir dinero. Pero el migrante pobre no tiene siquiera derecho a opinar respecto a las decisiones que vienen del Estado”.

La campaña surge en un escenario que califican como de “fuertes críticas al trabajo que ha realizado el gobierno para informar y proteger a la comunidad migrante que reside en nuestro país”. Esto, a pesar de que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos fue enfática en solicitar a los gobiernos desplegar soluciones de salud que incluyan a las poblaciones migrantes y que enfrenten la pandemia sin discriminación.

Lee también: Así funciona el Visor Territorial de COVID-19 presentado por el Gobierno

Tags:

Deja tu comentario