{"multiple":false,"video":{"key":"czsOo7g4uSr","duration":"00:04:42","type":"video","download":""}}

Basada en una metodología creada por la Universidad de Stanford, y utilizada en más de un centenar de oportunidades en el mundo, la instancia «Lxs 400» concluyó su proceso de reflexión y deliberación en torno a algunas temáticas sociales clave.
Comenzando con su lanzamiento en diciembre de 2020, fueron 514 las personas de todo el territorio nacional que fueron seleccionadas por sorteo para conformar el grupo de ciudadanos y ciudadanas que posteriormente deliberarían.
El proyecto fue impulsado por la Fundación Tribu en colaboración con la Universidad de Chile, el Senado, la Asociación Chilena de Municipalidades y el Centro para la Democracia Deliberativa de la Universidad de Stanford.
«El proceso de conformación del grupo comenzó con el envío de alrededor de 25 mil cartas a viviendas de todo Chile a partir de los definido por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, de acuerdo a la información censal y utilizando la herramienta ‘faro de aleatoriedad’ del Laboratorio de Criptografía Aplicada y Ciberseguridad de la misma universidad, para posibilitar la verificabilidad transparente del proceso», aseguraron los organizadores.
Y fue luego de todo este proceso que se dieron a conocer los resultados de «Lxs 400» en relación a temas de pensiones y salud en nuestro país.
Lee también: ¿Cómo se realizará el sellado y resguardo de las urnas en las elecciones?

Pensiones: Más solidaridad y participación

Según los resultados del proceso de deliberación, las chilenas y los chilenos estaría de acuerdo con que, por ejemplo, el 6% extra de cotización que se trabaja en el marco de una reforma al sistema previsional vaya en partes iguales a la cuenta individual (3%) y a un fondo solidario (3%).
Sin embargo, no existe consenso respecto al reemplazo a un sistema de capitalización individual, y la idea de pasar a un sistema de reparto bajó a un nivel «neutral».
Por un lado, un 63% estaba a favor de que este 6% extra de cotización fuera íntegro a las cuentas individuales, pero tras el diálogo este porcentaje cayó al 38%. Al mismo tiempo, el que este extra de cotización pasara en su totalidad a un fondo de ahorro colectivo subió de un 35% a un 41%.

Asimismo, otro de los puntos a debatir fue la creación de un subsidio que aumente la pensión de adultos mayores que requieran asistencia y cuidados de un tercero, idea que tuvo un amplio respaldo de los consultados obteniendo un 89%.
Con ello también hubo consenso en la creación de un subsidio para quienes cuidan un adulto mayor dentro de su hogar, iniciativa que atrajo al 87% de los participantes.
En esta línea también existe acuerdo en la llamada «Ley de la Marraqueta«, moción parlamentaria que busca entregar $1 millón a cada niño o niña nacida, dinero que llega a una cuenta individual y que mejorará su pensión futura. Esta iniciativa contó con un 62% de respaldo.
Lee también: Así funcionará el toque de queda el sábado y domingo por las elecciones
La edad de jubilación también fue un tópico dentro del debate de «Lxs 400», un punto que tuvo poco respaldo entre las y los consultados. Mientras un 31% estaría de acuerdo con aumentar la edad de jubilación un par de meses cada cierta cantidad de años -sin afectar a quienes tengan más de 50 años-, el 58% estaría en desacuerdo con la medida.
Ahora bien, si por ejemplo se generara un incentivo a las personas que pospongan su edad de jubilación, permitiéndoles recibir en un pago la mitad de lo ahorrado en los años extras de trabajo, un 44% estaría de acuerdo con ello, mientras que un 40% no.
El cambio de sistema también estuvo dentro de la discusión, con dos posibilidades a la vista de quienes deliberaron: sistema de reparto o de capitalización individual.
Y si bien un 57% estaba a favor de pasar a un sistema de reparto, en el que se eliminen las cuentas individuales y se garantice una pensión mínima igual al salario mínimo, tras la deliberación esta cantidad bajó a un 47%.
Lee también: Así se usa el Visor Territorial, la plataforma web para conocer el local de votación y la papeleta del voto
La participación y representación que tienen los afiliados en los directorios de las AFP también generó sorpresas. Por un lado, ante la posibilidad de que los trabajadores afiliados deban estar representados en los directorios recibió un 70% de respaldo.
Junto con esto, un 54% cree que las y los afiliados deberían nombrar a los directores de las empresas en las que invierte su AFP.
Finalmente, consultados sobre cuán de acuerdo o desacuerdo estaban con que las FF.AA., Carabineros, PDI, Gendarmería y personal asociado deban tener igual sistema de pensiones para la vejez que el resto de los trabajadores, un 86% se mostró a favor.

Tags:

Deja tu comentario