Por Bárbara Mateluna
{"multiple":false,"video":{"key":"czo57rO99gX","duration":"00:01:27","type":"video","download":""}}

Video relacionado  Primer ministro de Australia denuncia que fueron víctimas de ciberataques (01:27)


Las herramientas tecnológicas se convirtieron en un recurso primordial para mantener la comunicación con el mundo exterior en el contexto de esta “nueva normalidad” derivada de la pandemia.

Las cuarentenas nos obligaron a permanecer aislados durante meses por lo que la tecnología se volvió un recurso permanente en nuestros hogares, necesario para seguir en contacto ya sea ejerciendo el teletrabajo o cursando estudios a distancia. Sin embargo, estas acciones, sin duda, aumentaron el riesgo de ser víctimas de un delito cibernético.

El robo de información valiosa es un riesgo latente para todos aquellos que utilizan la tecnología, de ahí que el ítem seguridad sea tan importante al momento de navegar por Internet. En ese contexto la empresa de ciberseguridad global, Kaspersky, realizó un informe llamado “Más conectados que nunca: cómo construimos nuestras zonas de confort digital” que explora cómo estamos cambiando nuestros hábitos desde que la tecnología juega un papel clave en nuestras vidas.

Las conclusiones del informe en lo que respecta a los jóvenes son llamativas. El 41% de los millennials chilenos, aquellos nacidos entre 1981 y 1996, se sienten “ordinarios” para ser víctimas del cibercrimen y esto, a pesar de que “en comparación con el comienzo del año, ahora pasan casi cuatro horas adicionales en línea todos los días, con un promedio diario de hasta siete horas” explica Carolina Mojica, gerente de ventas de productos para el consumidor, en Kaspersky.

Piensan que no son el prototipo de víctima

Francisco Oyola, por ejemplo, nació en 1994 y está a solo días de cumplir 26 años. Es lo que podríamos definir como un millennial. De hecho, cumple con las características de la mayoría de los integrantes de esta generación: está estudiando en la universidad, cursa tercero de ingeniería comercial, no realiza un trabajo remunerado y vive en la casa de sus padres.

Lee también: El nuevo tipo de hackeo que “secuestra” todo lo que tengas en tu PC o celular hasta que pagues su rescate

El joven universitario se preocupa mucho de la seguridad al momento de utilizar la tecnología, “yo soy súper cuidadoso en ese tipo de cosas, evito entrar a sitios desconocidos, tengo instaladas todas las medidas de seguridad en mi computador, me fijo de inmediato en los datos que me están pidiendo. Incluso me compré un antivirus que es súper bueno, que me protege de páginas sospechosas online, creo que es importante tener cuidado y no confiarse”, recomienda.

Y lo que nos dice Francisco concuerda con lo que establece el estudio aludido: el 60% de los millennials dice que este tiempo de pandemia los ha hecho más conscientes de su seguridad digital, ya que permanecen mucho más tiempo en línea que antes“Ellos se sienten cómodos con el papel que juega la tecnología en su actual vida. Saben que hoy es muy importante el tema de la ciberseguridad, sin embargo, sus acciones en la web demuestran que van en una línea diferente”, advierte Carolina Mojica.

De hecho, casi la mitad de los millennials chilenos no cree calzar con el prototipo de la víctima de este tipo de delitos. Para el sociólogo de la Universidad Diego Portales (UDP), Martín Hopenhayn, esto se explicaría ” porque seguramente los millennials se preguntan: ¿Qué tengo yo de valor como para que merezca la atención de un hacker? y la respuesta en general va a tender a ser negativa, porque es una generación que, por ejemplo, no maneja muchos recursos, no maneja tanta información estratégica, es una generación que todavía está con una vida por definir, con un nivel de incertidumbre alto”, detalla el académico.

Francisco Oyola coincide en parte con este análisis. “Yo no tengo cuentas bancarias, tarjetas de crédito, pero igual uno entrega muchas veces otro tipo de datos que pueden servir para estafas. Hay hackeos que los hacen con el solo objetivo de hacer daño, no necesariamente buscando plata”.

Sentirse cómodo y confiado también es un riesgo

Los millennials al estar más confiados con el uso de Internet, pueden cometer una serie de errores y con ello ser víctimas de ciberdelitos. Al aumentar su tiempo en la red también aumentan los riesgos, “solo ser precavido y prudente puede ayudar a estar preparado ante un ataque o estafa por Internet”, recomienda Mojica.

Lee también: Reino Unido: Acusan que hackers rusos atacan organizaciones que desarrollan vacuna contra el COVID- 19

Hopenhayn argumenta que los jóvenes enfrentan un dilema ante la tecnología, se exponen digitalmente para establecer vínculos, pero eso los hace vulnerables. “La sobreexposición de los millennials en las redes, que las usan para tener reconocimiento, como gestión del yo, para aumentar sus contactos, para hacerse conocidos, entonces ¿cuál es la relación entre un sentimiento de exposición por un lado y por otro sentirse vulnerable por eso? El razonamiento que hacen los millennials es que, en cuanto más masivo es el grupo que está sobreexpuesto, menor es la posibilidad que justo a mí me vengan a hackear”, es decir, podrían pasar desapercibidos en el tumulto.

Pero eso no es tan así, porque si bien, tal vez no son tan atractivos para los ciberdelincuentes en términos económicos, sí lo son debido a la exposición de sus datos en las redes sociales que pueden ser mal utilizados.

La gerente de ventas de Kaspersky advierte que “algunos errores que cometen las personas jóvenes son el intercambiar datos en línea de forma más cotidiana sin mayores resguardos. Así mismo, las generaciones más jóvenes en ocasiones se muestran más impacientes cuando se trata de la instalación de software y bajar archivos de diferentes fuentes. Muchos de ellos se saltan los detalles de los términos y condiciones al instalar el software, lo que puede ser un riesgo”.

Para mantenerse resguardados es importante que los millennials, y todos aquellos que utilizan la tecnología, tomen conciencia de las medidas de seguridad, desde lo básico, como verificar la autenticidad del sitio web, hasta la configuración e instalación de programas de protección para los equipos que utilizan, eso sí, se deben descargar siempre aplicaciones obtenidas sólo en tiendas oficiales.

Lee también: Todo lo que hay que fijarse para no ser víctima de fraudes por Internet en sitios casi idénticos a los originales

Desde la empresa de ciberseguridad Kaspersky recomiendan instalar dos herramientas en sus smartphones que sirven para proteger sus datos:

“Privacy Checker” para ayudar a que sus perfiles en las redes sociales sean más privados, lo que hará más difícil a terceros encontrar información que es muy personal.

Además, pueden usar Kaspersky Security Cloud con su función de monitoreo de red doméstica, que envía alertas y advertencias en tiempo real a todos los dispositivos existentes en el hogar que estén en riesgo, y detectar de inmediato a intrusos en el Wifi.

Tags:

Deja tu comentario