{"multiple":false,"video":[]}

La denominada “Pastilla de Dios” prometería terminar con las arrugas, la calvicie y curar las artritis, según se conoce a través de su inventor, el multimillonario turco-estadounidense Osman Kibar.

No es lo único, porque se intentará revertir el mismísimo proceso de envejecimiento del cuerpo.

Precisamente ahí es donde más dinero han puesto los inversores de su compañía, ya que el sueño de la eterna juventud es aspirada por muchos.

“El foco de la empresa –enfermedad por enfermedad, síntoma por síntoma- es lograr que las células de las personas que envejecen se regeneren de una manera tan poderosa como la de los fetos en desarrollo”, dijo  el sitio Infobae.

¿Quién es Osman Kibar? De acuerdo a un artículo publicado por la revista Forbes, este investigador es una de las mentes más brillantes y ambiciosas del planeta. Es doctor en Ingeniería y hace una década fundó la startup de biotecnología más valiosa del mundo.

Ahora ya no le es suficiente ser millonario, sino que desea y promete entregar un fármaco que casi será “milagroso”.

Tags:

Deja tu comentario