{"multiple":false,"video":{"key":"cpHI4qUMXltschvn16583","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una nueva polémica vivió en la presente jornada el denominado Pastor Javier Soto. El hombre increpó nuevamente a Rolando Jiménez, el mandamás del Movilh.

Ambos llegaron al Centro de Justicia a 9 horas, pero el juicio que debían sostener se suspendió hasta el 20 de noviembre porque dos testigos de la defensa no fueron notificados.

Ya en la explana del lugar, Soto interrumpió la declaración de prensa de Jiménez. “Cuál es el interés con nuestros niños, Jiménez”, “no queremos fascismo sexual infantil”, le dijo, mientras una mujer lo separaba de su mandamás.

Soto, incluso, se limpió los zapatos con la bandera del Movilh, para cerrar diciendo que “no queremos que nuestros niños sean adoptados por homosexuales y lesbianas”.

Tags:

Deja tu comentario