La alcaldesa electa de Quilpué, Valeria Melipillán presentó una denuncia en contra de quienes resulten responsables por los daños a las piedras tacitas en el sector de Los Pinos.

Junto con organizaciones sociales de la comuna, la autoridad electa acusó a una empresa constructora que removió las piedras para llevar a cabo un proyecto habitacional en la zona.

La acción judicial, que ya fue ingresada a la Fiscalía, va dirigida “en contra de todos los que resulten responsables de los hechos constitutivos del delito de daño a monumentos nacionales”.

Lee también: Alcalde de Graneros acusa destrucción de histórico asentamiento inca para instalar antena telefónica

Esto, porque de acuerdo a Melipillán, las piedras “se encuentran protegidas y son patrimonio de nuestra comuna y patrimonio nacional”.

“Es bastante grave lo que sucedió y esperamos que se apliquen las máximas sanciones”, sentenció, añadiendo que los responsables podrían recibir multas de hasta $10 millones o una pena de hasta cinco años de cárcel.

En esa línea, afirmó que se trata de una pena “bastante baja para el daño causado, que no es sólo patrimonial, sino que espiritual a quienes pertenecemos a pueblos originarios que habitan este territorio ancestral”.

Lee también: Movilh denunció que concejala reveló orientación sexual de funcionario municipal sin su consentimiento

Por su parte, el presidente de Antumapu, Juan Cona, sostuvo que “las empresas inmobiliarias están arrasando, destrozando y depredando el medio ambiente y el ecosistema. No lo vamos a permitir. Vamos a firmar un precedente de que el medio ambiente, la ecología, los pueblos originarios y la flora y fauna se respeten en Quilpué”.

En tanto, Yerko Alfaro, dirigente de Acción Barrial en defensa del Parque Natural Los Pinos, agregó que buscan que “con esto se marque un precedente y se le dé el valor a este artefacto arqueológico no solamente para pueblo originarios, sino para toda la región”.

Tras las denuncias y movilizaciones contra la inmobiliaria, la Dirección de Obras de la Municipalidad paralizó el permiso de edificación que se había otorgado. Esto, luego que el departamento de Gestión Ambiental constatara que los movimientos de tierra dentro del predio destruyeron vestigios de piedra tacita.

Tags:

Deja tu comentario