En el segundo día de juicio, Rafael Garay permaneció por tres horas declarando ante el Tribunal Oral en lo Penal de Santiago por estafas reiteradas.

Junto con reconocer sus errores, realizó una rendición del dinero que uso de quienes confiaron en él para que fuera guardado, y que consistió en $1.625.000.000.

El detalle es el siguiente:

  • $900.000.000 en autos: siete Mercedes Benz, un Jaguar y dos Jeep Grand Cherokee.
  • $40.040.000 usados en su viaje a Rumania.
  • $279.000.000: alcohol, fiestas y salidas a clubes nocturnos para hombres, donde cada trago “cuesta 50 mil, y yo era el amigo que invitada a todos”, según dijo Garay.

Te puede interesar: Daniel Matamala y comparación entre caso Corpesca y caso Garay: “¿Quién provocó el mayor daño a nuestra sociedad?”

Del dinero que recibió de las víctimas, $321 millones fueron reintegrados a los periodistas Jorge Hevia y Mirna Schindler, y el ejecutivo Daniel Fuentes, a quienes calificó de “clientes no víctimas” y que fueron parte de una primera etapa de su negocio.

Otros $273 millones fueron devueltos a los “clientes víctimas”, a quienes aún debe dinero y que forman parte de los 29 querellantes en el juicio.

Tags:

Deja tu comentario