Instagram / Agencia UNO

Una cardiopatía cuya intervención quirúrgica es de “vida o muerte” es la que padece el hijo Pamela Pizarro, excandidata a senadora por la Región Metropolitana (independiente cercana al Partido Republicano). Esta semana, la mujer compartió un video denunciando que el hospital clínico UC Christus le puso una condición tanto a ella como a su marido para poder ingresar a su guagua a pabellón; debían estar vacunados contra el COVID-19.

“Como pueden ver, aquí da lo mismo el derecho a la vida, da lo mismo el derecho a la salud, dan lo mismo los derechos y deberes del paciente. El tema es que este hospital clínico está obligando a las personas a vacunarse”, fue el cuestionamiento que planteó Pizarro.

Este video fue compartido por la periodista Javiera Hartmann, quien además incorporó el hashtag #DictaduraSanitaria. Asimismo, apoyó la denuncia expuesta por la excandidata a parlamentaria emitiendo la pregunta retórica “¿Quién comprende?”.

Lee tambiénEl crudo relato del alcalde de Huechuraba tras 25 días internado por COVID-19: “Me impuse que no podía morir”

Luego de que este testimonio se viralizara, el hospital clínico emitió un comunicado en que se refirió a dicha situación. El establecimiento señaló al inicio del texto que “jamás hemos puesto en duda o negado la atención al hijo de la Sra. Pizarro, pues nuestro principal interés siempre ha sido el bienestar y seguridad de todos nuestros pacientes”.

Posteriormente, aseguraron que han “explicado a los padres que estamos dispuestos a realizar la atención de su hijo, quien es nuestro paciente desde el periodo de recién nacido, pero que no es posible permitir el ingreso al Hospital Clínico de acompañantes no inmunizados contra el COVID, pues esto pondría en riesgo la seguridad de nuestros pacientes, de sus acompañantes y del personal”. 
 
Luego, desde la red de salud de la Universidad Católica procedieron a explicar que “en este caso el postoperatorio deberá realizarse en un servicio crítico, área en la que se encuentran pacientes graves” quienes son especialmente vulnerables al contagio por coronavirus, añadiendo que “existiendo una inmunización probadamente efectiva, es imprudente no exigir esta opción como la medida de prevención más efectiva”.
Para concluir, el centro de salud enfatizó en que dicho lo anterior, “hemos exigido la vacunación contra el COVID a todo nuestro personal, a los visitantes, y a todo paciente que ingrese en forma electiva. El no hacerlo, nos haría faltar a un deber ético y profesional”. 
Comunicado UC Christus

Comunicado UC Christus

Tags:

Deja tu comentario