En mayo pasado, más de 150 empleados de Riot Games, la empresa detrás del video juego League of Legends, salieron a protestar en las afueras de la compañía para visibilizar lo que algunos calificaban como una cultura sexista

Al mismo tiempo, en dicha manifestación condenaban el arbitraje forzado de los empleados que habían presentado una demanda colectiva a principios de año.

Tras algunos meses, la empresa anunció este viernes que “hemos llegado a un acuerdo en principio para resolver la demanda colectiva contra Riot“, consigna Engadget.

League of Legends

Lee también: NES a $50 mil: Consolas noventeras a precios populares son furor en sitio chileno de ventas online

Todo comenzó en 2018, luego que en el medio Kotaku revelaran una serie de entrevistas con ex empleadas y actuales trabajadoras, quienes denunciaban las críticas y comentarios que recibían como mujeres en la empresa.

“A lo largo de la mesa, tenías de lado a lado pasados similares, pero el equipo de liderazgo constantemente detenía a cualquier candidata mujer para el liderazgo“, dijo una de las ex empleadas al medio en su publicación “Dentro de la cultura del sexismo en Riot Games”.

Tras revisar los hechos, Riot declaró que “la discriminación por género (en sueldo o asenso), acoso sexual, y represalias no son problemas sistemáticos en Riot“.

Además, la empresa señaló que la decisión de poner fin al litigio tiene relación con “la considerable fatiga entre Rioters, quienes han sido drenados por el compromiso constante con los diálogos internos y externos que surgen de estas demandas y los ciclos recurrentes de los medios”.

Lee también: Monitores curvos y sin puntos ciegos para jugar videojuegos: La novedad tecnológica expuesta en FestiGame

Tags:

Deja tu comentario