Agencia Uno

La Seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, realizó una fiscalización sobre la venta de flotadores a dos locales comerciales del Barrio Meiggs, donde dio cuenta con las deficiencias en el rotulado de estos productos.

La autoridad sanitaria hizo una advertencia acerca de los riesgos que conlleva el mal uso de estos artículos. “En época estival debemos tener especial precaución en la utilización de flotadores en los más pequeños, ya que hay algunos que no cumplen con las normas de seguridad y se dan vuelta en el agua, provocando accidentes si no existe la supervisión de un adulto”, indicó.

Además, Oyarce aclaró que los flotadores “no son un elemento de salvataje, ni de seguridad”, sino que son juguetes que los niños manipulan en piscinas, mar o lagos. Es por esto que hizo un llamado a los adultos responsables a estar vigilando el baño de los menores, aunque estén usando alguno de estos productos de flotación, debido a que “al volcarse, poseen la capacidad por sí mismo de darse vuelta”.

Cabe destacar que las estadísticas señalan que alrededor de 12 menores de 15 años se ahogan en promedio cada año en la Región Metropolitana. “El 84% de los ahogamientos ocurren por una supervisión inadecuada por parte de los padres o apoderados”, recalcó la Seremi de Salud.

Lee también: “Felicitaciones por el show, me reí bastante”: El mensaje en un libro de la Compin tras interpelación a Mañalich

La fiscalización, terminó con la retención de unos 100 artículos irregulares como flotadores, alitas y botes inflables, los cuales no cumplían con la normativa, ya que no informaban sobre los riesgos del producto, sus condiciones de uso o su rotulación estaba en un otro idioma.

Recomendaciones para comprar un flotador

Antes de adquirir unas alitas o chalecos salvavidas se de tener en presente que estos no se consideran en la normativa D.S. N°114/2005 del MINSAL sobre “Seguridad de los Juguetes” y que se utilizan como apoyo para aquellos niños que se encuentren aprendiendo a nadar o que estén tomando confianza al agua.

Además, no son recomendables, porque se pueden pinchar o desinflar y en caso de agotamiento pueden exponer a menores a hundir la cabeza.

Lee también: Madame Tussauds retiró las figuras de cera de Meghan y Enrique de la exhibición de la familia real

Los demás flotadores para ser usados por menores de 14 años y en aguas poco profundas, son fiscalizados de acuerdo a juguetes acuáticos y que se definen como todo artículo, inflable o no, destinado a soportar el peso de un niño y utilizado para jugar en aguas poco profundas”, acotó la entidad.

Tags:

Deja tu comentario