foto: agencia uno

En marco del estudio de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ACNUDH) respecto a la situación del país a dos años del estallido social, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, ratificó que “tanto el gobierno como la institución de Carabineros han dado muestras de haber observado con atención las lecciones que nos dejaron los episodios de violencia con posterioridad del 18 de octubre”.

En ese sentido, el subsecretario destacó que la reforma que está llevando a cabo la institución policial “apunta a no quedarnos en mirar hacia atrás, sino también tomar las medidas, reformarnos para adecuarnos a la sociedad del siglo XXI, esa es la principal garantía de no repetición, es aprender las lecciones del pasado”.

Del mismo modo, aseveró que “hay que dejar este síndrome de la indignación y la queja y pasar a la acción”, agregando que “aquí hay un solo interés y creo que es un interés común: que esas investigaciones avancen y poder aclarar rápidamente cuál es la responsabilidad, qué responsabilidad le caben y a quién, respeto a las personas que resultaron afectadas con posterioridad del 18-O”.

Lee también: Gobierno entregó balance de destrucción asociada al estallido social: Cifró en $3.500 millones las reparaciones en todo el país

“No hubo una sola denuncia el lunes 18 de octubre pasado por vulneración de derechos en que pudiera imputársele responsabilidad a un funcionario del Estado. Eso de cuenta en los hechos, más allá de los protocolos y las leyes, más allá de los informes, en los hechos, que las lecciones se incorporaron dentro de los procedimientos policiales”, indicó.

Finalmente, reiteró que los protocolos “están siendo aplicados y ha significado que no tengamos denuncias contra carabineros en un día que no fue de poca violencia”.

Informe ONU: Excesiva prisión preventiva y cuestionamientos a los altos mandos

El estudio valoró “los esfuerzos del Estado para incorporar las recomendaciones que presentamos en 2019. Sin embargo, persisten obstáculos en el acceso de las víctimas a la justicia, reparación y garantías de no repetición, entre otros derechos fundamentales”.

Asimismo, expusieron que un uso “excesivo” de la prisión preventiva en casos de personas imputadas por presuntos delitos en el contexto de las manifestaciones. “La prisión preventiva no debe ser la regla general, sino la excepción”, indicaron.

Lee también: Asociación de Fiscales: “Las leyes de amnistía no dicen relación con el aumento o baja en la delincuencia”

Por otro lado, “el ACNUDH ha identificado un número de discursos públicos de altos mandos de Carabineros de Chile y autoridades civiles que han producido o podido producir un efecto de relativización del alcance o gravedad de las violaciones a los Derechos Humanos (DD.HH) ocurridas en Chile, así como de evasión de responsabilidad”.

Por lo mismo, manifestaron su apoyo a la idea de reformar la institución uniformada con el fin de “reforzar una policía democrática y establecer las condiciones para que se respete, proteja y garanticen los DD.HH.”. 

Tags:

Deja tu comentario