En un pasaje, cerca de la calle Guillermo Mann, en Ñuñoa, vecinos del sector reclamaron durante la mañana que una mujer de 90 años iba a ser desalojada este martes.
Se trata de una mujer identificada como Silvia, quien vive con su hija de 43 años y que tiene Síndrome de Down.
La adulta mayor llevaría 40 años en el domicilio que arrendaba a otra persona, quien murió hace algunos años y nadie reclamó la propiedad y no tendría herederos.
En el lugar se encontraban vecinos de la arrendataria que dialogaron con autoridades municipales y efectivos de Carabineros para que no se llevara a cabo el procedimiento.
Lee también: Enel activa plan preventivo por posibles lluvias en la RM
Según relataron, personal de la municipalidad y uniformados llegaron con una orden judicial de desalojo. Sin embargo, los y las vecinas del sector indicaron que esto era irregular.
Sin embargo, esto habría cambiado de un día para otro, luego de que una tercera persona, cuya vinculación con el anterior dueño y con el inmueble no está claro, hace algunos días hiciera una demanda.
Camila, una de las vecinas del pasaje ñuñoíno, cuestionó «¿en qué mundo podemos ver que puedes desalojar a las dos en medio de la pandemia?».
La misma joven declaró que «la respuesta que nos dieron era que las iban a llevar a Calera de Tango donde una hija, con la que casi no tiene contacto. No entiendo la respuesta de la municipalidad«.
Lee también: Investigan como sospechoso a compañero de trabajo de la madre de hermanos encontrados muertos
Eso sí, una vez les presentaron la situación, desde el municipio les habrían dicho que van a revisar el caso. En la misma línea, la vecina aseguró que Silvia jamás fue notificada de la situación, pero desde el poder judicial replicarían que le dieron tres notificaciones.
Finalmente, una asesora de la concejala electa Alejandra Valle, parte del equipo de la alcaldesa electa de la comuna, Emilia Ríos, dijo a Contigo en la Mañana de Chilevisión que «la municipalidad actual se enteró hoy del desalojo», pero que llegaron a un acuerdo.
«La solución es que Silvia no se vaya hoy y esto no va cambiar mañana. Ya se llegó a un acuerdo con la receptora judicial de que esto se pare y la municipalidad está poniendo un recurso de oposición a la demanda para que no ocurra», explicó.

Tags:

Deja tu comentario