{"multiple":false,"video":{"key":"oVrP6DxKXA","duration":"00:01:50","type":"video","download":""}}
Video relacionado – Bachelet se refiere a las violaciones a los DD.HH. (01:50)

Una querella contra Carabineros presentó un grupo de vecinos del barrio San Borja producto de la muerte de dos perros que estuvieron expuestos a gases lacrimógenos.

Las perritas, ambas de 13 años, se llamaban Polilla y Clio, vivían en el sector y daban paseos con sus humanos por el sector donde solían comer pasto, según consigna Bío Bío Chile. Las dos se encontraban en buen estado de salud hasta noviembre, cuando comenzaron a presentar los primeros problemas.

La primera en enfermarse fue Polilla, el 8 de noviembre, cuando presentó gastroenteritis hemorrágica. En tanto que el 10, dos días después, Clio sufrió de pacreatitis.

Justamente la última es la que se encontraba más grave, por lo que fue internada en la Clínica Veterinaria de Macul, donde estuvo hasta el 14 de noviembre, cuando murió por un paro cardiorrespiratorio.

Lee también: Revelan cifras de la evasión del Transantiago durante el último trimestre del 2019

Un par de días después, Polilla también sufrió de pancreatitis. Para el 27 de noviembre no daba señales de mejora y se tomó la decisión de practicarle la eutanasia.

“En lo que respecta al informe toxicológico, para este se realizan pruebas con muestras hepáticas de Clio y un ensayo de toxicidad aguda por ingesta de pasto con ratas de laboratorio, a las cuales posteriormente a su muerte, se analizan sus tejidos hepático”, detallan en la querella.

El análisis, concluye que “entre otros resultados, ‘la presencia del analito en estudio, tanto en el control como en la muestra, confirma la exposición/intoxicación del paciente con agentes lacrimógenos del grupo funcional cloroacetofenonas como xenobiótico’”.

Es debido a esto que sostienen que Clio murió intoxicada tras estar expuesta a los agentes lacrimógenos. Algo que, se presume, también habría afectado a Polilla.

La querella presentada el Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago busca dar con los funcionarios de Carabineros responsables del uso de gases lacrimógenos en el barrio San Borja. El Séptimo Tribunal de Garantía de Santiago la declaró admisible el pasado 20 de febrero.

Tags:

Deja tu comentario